domingo, 1 de febrero de 2015

PASIÓN DESMEDIDA, de Noa Pascual

Con este relato Noa Pascual quedó finalista en el concurso de Ediciones Ortiz

Pasión desmedida

En la barra del bar Hugo pidió un gin tónic. Mientras la morena explosiva que estaba a su lado se daba la vuelta y derramaba su bebida en la camisa de él.
Levantó la mirada mientras observaba los ojos negros de Hugo clavados en su cuerpo.
‒¡Ay Dios! ¡Perdona, perdona! ‒dijo la joven morena a la vez que intentaba localizar alguna servilleta para limpiar el estropicio.
Hugo siguió mirándola incrédulo, nunca había visto una mujer tan exótica y tan perfecta. Cabello largo negro, ojos verdes, labios carnosos y un cuerpo que incitaba al pecado; Con unos pechos redondos naturales y duros.
‒No pasa nada, no te preocupes. ‒Respondió él, con el tono de voz más varonil que había utilizado en su vida.
La joven levantó la mirada de la camisa y se encontró con los ojos negros de Hugo, un escalofrío le recorrió todo el cuerpo y una sensación desconocida hasta el momento para ella le invadió el interior.
Con su sonrisa todavía en los labios y sin parar de reír por lo ocurrido, sujetó de la mano a Hugo y lo llevó a los servicios. Al ver cola en el de señoras, siguió caminando y entró en el de caballeros sin el menor signo de vergüenza.
Hugo todavía hipnotizado por esa joven se dejó llevar, no se percató ni dónde estaban, ni lo que estaban haciendo. Lo único que quería por una extraña razón, es no apartarse de esa mujer.
Mientras la joven abrió el grifo del agua y, con unas cuantas toallas de papel que recogió del toallero, empezó a limpiar la camisa de Hugo. Su risa nerviosa y encantadora embriaga el lugar.
Cuando elevó la mirada y volvió a encontrarse con los ojos de Hugo clavados en ella, su risa pasó de natural a una sonrisa nerviosa, a la vez que sus manos dejaron poco a poco de frotar la prenda. Y cuando sus manos se quedaron inmóviles y sus ojos totalmente chispeantes por la mirada caliente y lujuriosa del hombre que estaba a un palmo de ella, su boca se abrió para decir una palabra que jamás hubiese imaginado llegaría a pronunciar.
‒Tómame.
Hugo no necesitó escuchar más, sus labios se apoderaron de los de ella. La devoró con pasión desmedida. Las manos de la joven subieron hasta su cuello y se aferró a él como un imán. La levantó y cuando ella cruzó sus piernas a la altura de su cintura, Hugo se dirigió a uno de los lavabos y cerró la puerta de una patada. Antes de sentarse cerró con pestillo y tomó asiento, mientras ella seguía jugando con sus labios en los de él.
Había una química sexual entre ellos extraordinaria, nunca habían sentido nada igual ninguno de los dos. Parecían animales salvajes en plena época de apareamiento.
Cuando ella separó sus labios de la boca de él, fue mordisqueando su cuello, hasta llegar al lóbulo de la oreja. Hugo sintió que su entrepierna se hinchaba por momentos, y él quería explorar ese cuerpo que tenía delante, así que sus manos comenzaron acariciar los pechos de la joven por encima del vestido, pero no era suficiente, así que las metió por dentro del escote, y cuando sus dedos rozaron sin obstáculo la piel de ella, sus pezones se pusieron tan duros como su miembro.
Un gemido de placer de ella, provocó más ansia por continuar, así que mientras una mano masajeaba un pecho, su boca se lanzó a por el otro «mmm… exquisita» pensó
mentalmente Hugo.
La joven nada egoísta, al ver el placer que aquel hombre le estaba proporcionando, con sus manos recorría toda la espalda de él, mientras hacía movimientos pélvicos para que la eminente erección de él se sintiera cada vez más importante. Pues no faltaría mucho para llegar al momento cumbre y ambos lo sabían.
Mientras ella iba desabrochando los botones de la camisa, Hugo cada vez respiraba con más dificultad. Con la prenda totalmente abierta, la joven no pudo reprimir una exclamación de aprobación, esos pectorales bien marcados consiguieron que el calor de la joven todavía fuera más evidente.
Hugo consciente de la reacción de ella, fue acariciando sus piernas por la parte interna de sus muslos, hasta llegar al lugar más deseado.
‒¡Joder, estás caliente total! ‒Dijo Hugo con una sonrisa de satisfacción en la cara, estaba claro que ese estado de ella lo estaba provocando él.
Metió un dedo con delicadeza para observar la reacción de ella, cuando otro gemido de placer se escapó de su boca, la joven volvió a tomar los labios de él con total deleite. Hugo aprovechó para introducir un segundo dedo y mirar los ojos de la joven, que ya no eran verdes pálidos, sino oscuros por sus dilatadas pupilas, signo de que él conseguía llevarla hasta explotar.
Cuando ella bajó sus manos y buscó la polla de él, ambos sonrieron, porque estaba dura y preparada para rematar.
‒Saca un condón. ‒Dijo la joven. Esa palabra paralizó a Hugo.
La morena notó la tensión en el cuerpo de él y separó sus labios, se miraron y ella soltó un grito de frustración.
‒¡No puede ser! ¿No llevas? ‒Hugo se sintió un estúpido en ese momento. ¿Cómo iba a llevar si nunca hacía estas cosas en lugares públicos?
‒No pasa nada, tengo mi apartamento cerca.
«¿Su apartamento?». Se preguntó ella, y en ese mismo instante, su corazón empezó a latir con fuerza. ¿Qué hacía en unos lavabos con un desconocido?.
Se levantó con tal rapidez que Hugo fue incapaz de reaccionar, primero por la sorpresa y segundo porque su pene estaba elevado y rígido. La morena se subió el tanga, se bajó el vestido y salió de allí a una velocidad de vértigo.
Hugo no paraba de maldecir en voz alta sin importarle quién estuviese escuchando desde fuera, y tardó casi cinco minutos en poder cerrar la cremallera del pantalón que todavía seguía asfixiando su miembro empalmado.
Salió corriendo en busca de la morena, pero fue inútil, ella no estaba y sus dos amigas tampoco. Buscó por todas partes pero nada, se había marchado sin siquiera decirle su nombre.
Iván un amigo de Hugo se acercó y le guiñó un ojo. Posó su mano en el hombro de su amigo y con voz burlona dijo:
‒Tú sí que sabes espantar a una mujer. ‒Hugo lo acribilló con la mirada y su amigo se sorprendió, pues Hugo no era de los que se tomaran a las mujeres en serio, no reaccionaba ante ninguna mujer. Eso lo desconcertó con agrado.
‒Me voy a casa ‒las palabras de Hugo y más bien su tono de voz despertaron la curiosidad de Iván.
‒¿La morenita te ha dejado tocado? ‒esta vez la pregunta no fue irónica, y además se notaba la afirmación mucho más que la pregunta en sí. Hugo se dio la vuelta y con una sonrisa fingida respondió.
‒Digamos que me ha dejado caliente, y eso no lo voy a negar. ‒Aunque la verdadera respuesta era otra. «Acabo de conocer la pasión» ¿Qué había hecho esa inconsciente?, a sus treinta y ocho años pensaba que lo había vivido todo, pero después de ese momento
con ella, ya no podía asegurar que hubiese sentido pasión anteriormente con ninguna otra mujer.
Sacudió la cabeza en señal de despedida y salió al exterior para olvidarse de todo y a ser posible no volver a recordar a esa mujer.

EL GALAN, de Carlos Cívico ( Autor de La Pluma de Carlos).

Perfecto, me dije mientras me miraba en el espejo y me daba los últimos retoques. Me había puesto mi mejor traje, bueno el único que tenía, un Adolfo Domínguez que me había comprado tiempo atrás para una boda de un amigo que no me había vuelto a poner, pero es que aquella ocasión lo merecía.
 Después de unos, a ver, tres o cuatro años de casi no hablarnos por motivos que ahora no viene al caso, una muy buen amiga mía, que digo amiga, una hermana, ya que nos habíamos criado juntos, pues sus padres y los míos  habían sido amigos toda  la vida, me había invitado a cenar a su casa, así sin más, y esto fue a principios de semana. Os voy a confesar una cosa, estaba nervioso, muy nervioso. Primero porque tenía ganas de saber cómo le habían sentado los años y segundo, porque aunque ella siempre me ha visto como un hermano, a mí siempre me ha gustado, ¡vaya que he estado enamorado de ella, hala! Ya lo he dicho.
Me miré una vez más en el espejo de la entrada, me arreglé la corbata, y salí de mi piso, cerrando la puerta tras de mí. Salí a la calle, y pedí un taxi, ya que la dirección que me había dicho, estaba a la otra punta de la ciudad. Paró uno, me subí y empezamos el viaje. El taxista hablaba sin parar, que si la crisis, bla....bla....bla, que si el paro, bla...bla...bla, que si la corrupción, bla...bla...bla, verborrea que no hacia ni caso, ya que en mi cabeza solo tenía una pregunta, ¿Por qué después de tantos años me había invitado a cenar? Y fue entonces, cuando aquel taxista gañan tiró un piropo a una mujer que pasaba por la acera, se me encendió la bombilla y el corazón me dio un vuelco de ciento ochenta grados: después de tanto tiempo y de casi cuatro años sin vernos, Sara había comprendido que era el amor de su vida y esta noche se me iba a declarar. Que ilusión me hacía, ya me imaginaba la vida junto a ella, tendríamos un perro, una casa con jardín y un par o tres de críos que heredarían de mí, mi inteligencia y de mi amada su belleza.
Inmerso en mis pensamientos, y construyendo mi vida ideal, llegamos a la finca donde vivía Sarita. Me bajé del taxi, pagué la carrera y me quedé mirando el edificio de apartamentos donde vivía. Se notaba que vivía en la parte alta de la ciudad, lo demostraba las puertas grandes acristaladas, y que hasta tenía portero, y pensé:” guapa, lista y con dinero, vaya partidazo de mujer”, sin duda cada vez me tenía más enamorado. Entré en la portería y pregunté por el piso donde vivía mi bella princesa. El portero, que era una mezcla entre Gorge Cloney y Pedro Picapiedra, se me quedó mirando de arriba abajo, consultó una especie de agenda, y me dio el piso en cuestión. Me dirigí  al ascensor, entré y pulsé el piso correspondiente. Mientras el ascensor subía, yo me montaba mi historia. Nos imaginaba a los dos, retozando entre sus sabanas, abandonados a una pasión irrefrenable... pero bueno, tampoco no adelantemos acontecimientos. Se paró el ascensor, salí y me quedé delante de su puerta con el dedo en el timbre, y entonces es cuando me entró un miedo atroz, un miedo escénico, entonces pensé:” y si no le gusto, y si me sigue viendo como un hermano y no quiere saber nada de mí y me cierra la puerta en las narices, y lo peor, lo publica en Facebook y se ríe todo el mundo de mi...” no!, fuera esta noche tenía que ser perfecta. Me llené de valor y toqué al timbre.
-              Vooooooyyyyyyyyy, oí desde detrás de la puerta, de lo que pretendía que fuera mi nueva residencia.
Al cabo de un momento, oí como se descorría el cerrojo de la puerta, y se abría la entrada a mi propio jardín del Edén con mi particular Eva, y la persona que me recibió me dejó petrificado. Aquella mujer no era Sara, era un ángel que había bajado del mismísimo cielo. Los años le habían  sentado como un guante, y como el buen whisky, había mejorado. Tenía una melena rubia, que le caía como una bella cascada y que le llegaba hasta la espalda. Y el vestido rojo de gasa que me llevaba, dejaba ver sutilmente su hermosa figura, dios aquella mujer era todo lo que deseaba en la vida, y en pocas horas iba a ser toda para mí, o por lo menos eso creía.
-              Buenas noches, Marc, ¿cómo estás?; me preguntó con una gran sonrisa en la boca. Yo me quede embobado, pasaban los segundos y no me salía una palabra y no podía ni gesticular.
-              ¿Marc, estás bien? Te pasa algo?; (segundos, pasaban más segundos y yo petrificado), hasta que una voz interior, o eso creo yo, me dijo:”desacarojate, que te está tomando por tonto....”
-              Buenas noches, Sara. No te pregunto cómo estás porque veo que estás de maravilla... ;ahí has estado bien, Marc, muy bueno este sutil piropo, dije para mis adentros.
-              Hay Marc, tú siempre tirándome florecillas, pero pasa, no te quedes en la puerta.
Y pasé, si me invitó a entrar, que podía hacer yo. El piso, bueno, no era un piso era un loft, era increíble. El salón era a doble altura, y daba directamente al salón, que era casi más grande que mi propio piso. Al fondo, detrás de unas cristaleras enormes, se podía apreciar un pedazo de terraza, que podías hacer baile y todo. A mano derecha estaba la cocina, tipo barra americana, y a mano izquierda, dos puertas: una que supuse que sería el baño, y al lado otra que sería su alcoba, que es la que quería explorar. Delante de la gran cristalera, había un sofá, parecía comodísimo, y en medio del enorme salón, una mesa, puesta de manera exquisita, pero algo me hizo bailar la cabeza, había puesto mesa para tres. Bahhhh, seguro que debe estar nerviosa y se ha equivocado al contar, pensé, normal al esperar a un hombre con tanto sex-appeal como yo, pues hasta la mujer más inteligente se equivoca.
-              Marc, por favor, pasa y ponte cómodo, como si estuvieras en tu casa.
Me dirigí al sofá, me quité la americana, que con mucho cuidado doble y dejé en el reposabrazos del mismo, y me senté a esperarla.
-              Oye, me dijo mi Sara, ¿quieres algo para beber?
-              Si, pues ahora que lo dices, me podrías poner un Martini con vodka, revuelto, no agitado, por favor. Jo es que me sentía como el mismísimo James Bond, además hasta me daba un aire de misterio.
 Se fue para la cocina a buscar las bebidas, y mientras se iba, yo observaba su sensual cuerpo como se contoneaba.
Al cabo de un momento volvió con dos copas de vino tinto y me dijo:
-              Mira no me vengas con cosas extrañas, aquí tienes una copa de un buen vino
tinto, y te las arreglas como puedas; me dijo acercándome la copa y sentándose a mi lado. Jo, pensé, ya lo dice el refrán, dónde hay confianza da asco, ah y una cosa te digo cuando seas mi prometida, jo que palabra más bonita, esto no te lo voy a permitir, a ver que te crees....
Dimos unos sorbos a las copas de vino, y de repente, y quitándome la misma de la mano, clavó su mirada en mi mirada y me dijo:
-              Mira, Marc, te preguntarás porque, después de tanto tiempo te he invitado a cenar..., - pues no, pensé, ya sé que estás enamorada de mí y quieres que sea tu pareja para siempre, pero venga dímelo tú que es más romántico – pues mira era para pedirte una cosa....; y en aquel momento tan mágico, que yo ya estaba flotando por la habitación, sonó lo que menos me esperaba, el puñetero timbre.
-              Mira ya está aquí la otra persona que esperaba, un momento que voy a abrir; y allí me dejó, más solo que la una, y con la mosca en la oreja. ¿Otra persona?, a  quien esperaba, al cura para casarnos ya?, que rápido vas, amor mío, pensé.
Sentí como se abría la puerta y como se saludaban, se cerró y apareció Sara al lado de un hombre, una especie de Rambo, un culturista de gimnasio de barrios bajos, cuadrado como un armario de cuatro puertas. Pero lo que me hizo pensar era que estaban cogidos de la mano, vaya que para ser un cura, era muy extraño.
-              Mira Marc, te presento a Albert, mi prometido...
Como que “mi prometido”, no podía ser, su prometido era yo, o eso tenía creído. Bajé del séptimo cielo al mismísimo infierno, “mi prometido”, me había dicho.
-              Marc, el favor que te quería pedir, bueno que te queríamos pedir los dos, es que el día cuatro de abril nos casamos, y queríamos que tu fueses nuestro padrino y testigo de boda.
Padrino y testigo de que, de mi funeral sentimental, del final de mi  mundo, porque me tenía que pasar esto a mí, porque... Después de la “gran noticia” nos sentamos a cenar, y entonces comenzó la historia de terror. Me explicaron cómo se conocieron, que ya hacía tiempo que vivían juntos, que eran muy felices, bla...bla...bla, yo solamente quería irme de allí o en su defecto, reventarme los tímpanos para no escuchar más historias de Sara y Albert en el país de los elefantitos rosa y nubes de gominola. Acabamos de cenar y después de estar un momento de sobremesa, nada unos cinco minutos, me disculpé de ellos alegando que me dolía la cabeza y que me iba a mi casa, pero lo que en verdad me dolía era el corazón. Salí del apartamento de los horrores, y cogí el ascensor para dirigirme a la salida. Cuando llegué a recepción, todavía estaba el portero, lo saludé y se me quedó mirando como si supiera que me habían dado calabazas, venga hombre, no seas cruel. Pedí un taxi que me llevara a mi casa, a mi hogar, a olvidar toda aquella locura de noche. Por lo menos este fue callado, y llegamos a mi apartamento sin más incidentes.
Abrí la puerta de mi cuchitril, me quité ese traje que ya tanto me molestaba, y así en gayumbos, me tiré al sofá pensando porque me había rechazado de aquella manera tan cruel, no lo quería asegurar pero me pienso que hasta alguna lagrimita se me resbaló por la mejilla. Y así me quede dormido hasta la mañana siguiente, que seguramente, lo vería todo mejor. Ahhhh antes de despedirme igual queréis saber si acepte ser “testigo – padrino” de aquella aberración que Sara llamaba boda, pues si, acepté, no por la amistad que tenía con ella, sino porqué dicen que los padrinos ligan mucho en las bodas, y no se sabe nunca  si podría encontrar a mi Sara particular.... y ahora sí, buenas noches, y hasta mañana.

Carlos Civico.

LOS OJOS DEL CENTINELA, de Rodrigo Palacios

Juan Luis no cree en los fantasmas, pero no puede negar que escuchó una voz poco antes de salir disparado del coche tras el accidente. Fue un susurro débil, casi inaudible, pero existió, estuvo ahí, y por más que se esfuerza en olvidar, la realidad insiste en recordarle que las cosas han cambiado. Él ya no es quien era, y su percepción del entorno tampoco es la misma.
Una especie de nostalgia ajena le invade el pecho cuando está en presencia de un cadáver. Puede ver lo que queda dentro de ese cuerpo. Puede escuchar cómo se llama. Le llena el miedo, pero no es capaz de controlar el impulso de acercarse, de tratar de entender el mensaje.

Mientras tanto, Madrid es asolada por una espiral de asesinatos. Juan Luis no quiere creer lo que le ocurre, pero cuanto más se resiste, más certeza tiene de que los muertos le están esperando.


EL AUTOR:
Rodrigo Palacios, (Madrid, 1979), escritor e ingeniero. Participó activamente en el teatro universitario, actuando, dirigiendo y escribiendo, para después pasar a cursar interpretación en la escuela de Jorge Eines. Realizó estudios de doblaje y locución, y ahora aprende canto lírico con Juan Angel García Panadero. En 2009 publicó su primera novela, Los ojos del centinela (Good Books), ha sido su primera novela, una absorbente historia a caballo entre el thriller y la novela negra. 
Actualmente está volcado en su segunda novela "Estanebrage, el último bastión" (Edhasa) donde se sumerge de pleno en el mundo de fantasy. 
La encontrarás en nuestra biblioteca y también su reseña.
Este blog, espera con impaciencia su próxima publicación.

LOCA DE AMOR, de Regina Roman

Me llamo Mirella Fiestas. Y así era más o menos mi vida, una fiesta, hasta que mi madre me obligó a que una pitonisa me echara las cartas. Lo que predijo, se cumplió, y me dejó en tal estado de shock que colgué la toga, dejando de ser una abogada de éxito (aunque algo neurótica) para convertirme en guía turística de los Castillos del Loira (la neurosis siguió ahí). Me tocó un grupo de lo más variopinto: una abuela cascarrabias, una histérica estrella del pop y su asistente, un chino obsesionado con los fantasmas… ¡Y un médico tan guapo que tiraba para atrás! Todo lo que llegó a suceder en ese viaje increíble os lo explico en estas páginas, con misterio, asesinato e historia de amor incluida.
¿Queréis leer mi historia? Pues no os cortéis, os aseguro que os dejará ¡¡¡looocos!!!

Ediciones Versátil
Colección: Romántica Contemporánea.
ISBN: 978-84-942257-7-2 
308 Páginas.



LA AUTORA: 
Regina Román es malagueña de nacimiento, mediadora familiar por convicción, actriz por pasión y escritora por vocación. Ya desde bien pequeñaja empezó a narrar las peripecias de las mujeres que la rodeaban, buscando el amor o escapando de él. Considera que uno de los mayores logros de su vida ha sido hallar respuesta a la pregunta “Cómo ser feliz y no morir en el intento”. Así que desde entonces se dedica a explicárselo a los demás, ya sea a través de sus libros, de los programas de televisión en los que colabora o de las conferencias que imparte sobre el poder terapéutico de la risa.
Ama las historias románticas con finales felices. Y eso es lo que encontrarás en sus novelas: píldoras de felicidad que te ayudarán a enfrentar cualquier problema con una sonrisa.
Regina ejerció durante muchos años como abogada, pero colgó la toga y ahora se dedica a la mediación familiar, profesión que compagina con la de escritora y actriz. En este campo destaca su papel protagonista en largometraje “Behaviors”, el de actriz de reparto en serie “Arrayán” (Canal Sur TV) y “40ñeras, la serie” (TV) que empezará a emitirse el próximo 15 de mayo. También es colaboradora en el programa Tiene Arreglo (Canal Sur TV). Ejerce de moderadora en el Club de lectura Forum Fnac (Marbella) y da charlas y conferencias sobre el maltrato psicológico, la envidia, el poder terapeutico de la risa, la capacidad para ser feliz…

LA PATERNIDAD DE DARTH VADER, de Manuel Francisco Reina

Este es un libro sanador. Único en su especie. Un libro que va más allá, poética y antropológicamente hablando, del conflicto mítico de  Edipo. Un poemario que es la cosmogonía de un poeta pues en sus versos se pone al dolor de la infancia a trabajar en favor de la vida.  Un libro que se articula con coraje, sufrimiento y esperanza, en ese territorio de la inocencia y el terror que es la palabra y la memoria de un poeta verdadero. 
"Félix Grande. Premio Nacional de las Letras" 





Ediciones La Palma
Género: Poesía/Diario
ISBN: 978-84-95037-89-3
Páginas: 71

EL AUTOR:
Manuel Francisco Reina (Jerez, 1974) es novelista, poeta, guionista, crítico literario y dramaturgo. Realizó estudios de Filología Hispánica en Cádiz. Ha colaborado en prensa con Culturas de La Vanguardia, ABCD, El Mundo o Babelia de El País, entre otros. Ha publicado los poemarios Razón del Incendiario, Naufragio hacia la Dicha, Consumación de Estío, Las Islas Cómplices, La Lengua de los Ángeles, Las Liturgias del Caos, La Vocación del Zángano, Las Rosas de la Carne o Los Secretos Felinos, por los que ha recibido diversos premios como el Ciudad de San Fernando para poetas Andaluces, El premio Kutxa de poesía Ciudad de Irún, el Ibn Al-Jatib del centro de estudios hispanoárabes de Almuñécar, Aljabibe de Poesía, etc. En el año 2005 coordinó el disco No os olvidamos, en homenaje a las víctimas del 11M. Es autor de las novelas La Coartada de Antínoo, La Mirada de Sal, o La Emperatriz Amarga.
En 2012 publicó Los Amores Oscuros, novela que desveló tras una investigación exhaustiva la última y desconocida relación entre Federico García Lorca y el crítico Juan Ramírez de Lucas. Esta novela fue galardonada con el Premio Internacional de novela Histórica Ciudad de Zaragoza. Además es autor de diversas antologías y compilatorios como Mujeres de Carne y Verso, La paz y La Palabra(Letras contra la Guerra) o Poesía Andalusí, y ensayos como Un Siglo de Copla o El Plagio como una de las bellas Artes. Guionista de documentales, como el presentado en el Festival de cine de Málaga, La España de la Copla: 1908. Ha sido traducido a varios idiomas como el inglés, francés, italiano, sueco, el ruso, búlgaro, hebreo o el árabe.

sábado, 31 de enero de 2015

EL RASTRO DE SU VOZ, de Antonio J. Sánchez.

Una fría tarde de 1945 Martín llega a San Nicolás, un hogar para niños huérfanos con trazas de mansión embrujada donde permanecerá hasta que su madre se cure de una tuberculosis. Antes de marcharse, ella le hace valedor del mayor de sus tesoros: El Rastro de su Voz, un disco de pizarra que cambiará su vida para siempre.
Martín pronto descubre que la herencia de su madre es algo más que un trozo de plástico, una canción maldita que le arrastrará durante años a través de un laberinto de secretos y mentiras, y por la que un misterioso coleccionista de objetos únicos está dispuesto a pagar toda una fortuna.
El Rastro de su Voz es una intriga de luces y sombras ambientada en el espejismo de una Huelva olvidada de fachadas blancas y viejos palacetes modernistas, desde las tinieblas de la posguerra hasta los albores de una ciudad devorada por la modernidad entre espirales de vapor y ceniza.

Editorial Abecedario.
Novela
ISBN: 9788499789736
522 Páginas

EL AUTOR:
Antonio J. Sánchez (Huelva, 1981) es licenciado en Comunicación por la Universidad de Sevilla y actualmente ejerce como periodista y presentador de televisión. Tras haber pasado por varios medios de comunicación hoy día es uno de los rostros más habituales de la pequeña pantalla en su ciudad natal.
Durante años ha colaborado en diversos programas de divulgación literaria y cinematográfica, hecho que le deportó a conseguir en 2011 el Premio Ignotus a la Mejor Producción Audiovisual que concede la Asociación Española de Fantasía, Ciencia Ficción y Terror por el espacio “A través del espejo” de UniRadio, galardón que comparte con sy compañero y amigo Alfonso Merelo.

Ahora en 2014 se lanza a la publicación de su primera novela, El Rastro de su Voz, una aventura gótica a caballo entre el género de misterio y el más clásico hard boiled americano.

LA TIERRA DE LAS MUJERES, de Sandra Barneda

Descubrieron su pasado, comprendieron su presente, dibujaron su futuro
¿Todo en la tierra está escrito? ¿Podemos cambiar nuestro destino sin corromper nuestro pasado? ¿Qué harías si descubres que tu vida es una mentira?
Gala Marlborough viaja con sus dos hijas, Kate y Adele, a un pequeño pueblo del Empordà con la única intención de cobrar la herencia de un familiar desconocido y retomar cuanto antes su vida en Nueva York. Ignora que esa decisión activará una perfecta, sutil y acompasada maquinaria dispuesta a desempolvar mentiras enterradas, secretos familiares y a sanar almas entregadas a la amargura del dolor.
«Hace una semana que tu padre ha muerto, hace una semana que no hallo consuelo para tanto dolor. Desde que regresé de Boston, adonde llegué demasiado tarde para acudir al entierro de tu padre, no he salido de la casa; se ha convertido en mi refugio, en mi santuario de lágrimas. En este encierro he comprendido que, en los atisbos de locura, está la máxima expresión de la sensatez. Por eso te escribo, por eso me siento en esta vieja silla a confesarme a mi única familiar viva que eres tú, mi pequeña Gala».
Después de Reír al viento, su debut literario, éxito arrollador de crítica y lectores, la periodista Sandra Barneda se confirma como narradora con una historia magistralmente urdida. Un viaje fascinante al corazón de La Muga, un diminuto lugar del planeta gobernado por un singular círculo de ancianas de corazón infinito sabedoras de que lo minúsculo puede llegar a ser inconmensurable. Reflexiva, contemporánea, mágica, rebelde... Así es La tierra de las mujeres, una apasionada vuelta a los orígenes, un redescubrimiento, la certeza de que con la fuerza y el consentimiento de los antepasados cualquiera puede tentar al destino.

SUMA de Letras.
Novela
ISBN: 978-84-8365-775-1
547 Páginas.

LA AUTORA:
Sandra Barneda nació un 4 de octubre en Barcelona, donde se licenció en periodismo por la UAB. Ha vivido en Los Ángeles y en Nueva York. Desde pequeña quiso inventar, explorar e investigar. Empezó en el periodismo con apenas la mayoría de edad, en una emisora de radio a la que convenció diciéndoles que ella sabía hacer eso, apoyán-dose en las prácticas que había llevado a cabo en casa con un radiocasete y una gra-badora. Actualmente es una de las caras de Mediaset España y presenta El Gran Debate y De Buena Ley en Telecinco. Es productora ejecutiva de Desalmados Producciones, S. L., donde ha producido documentales, publicidad y cortometrajes. Ha trabajado en Catalunya Ràdio, Antena 3, Telemadrid, 8tv, TV3, TV2 y Telecinco. Y ha colaborado con artículos en Smoda de El País, El Periódico de Catalunya, Elle y Zero. Viajera incondicional, en cuanto puede coge la maleta y corre a vivir otras realidades y a aprender de ellas para poder contarlas.

EL CIELO DE NUEVA YORK, de Alejandro Corral

Hank descendió a los infiernos. Ahora disfrutará del paraíso de la venganza.
Nueva York, ahora. Un financiero sale de un hospital psiquiátrico tras haber permanecido ingresado a causa de una traumática experiencia personal. Fuera del centro médico se encontrará con los tipos más conflictivos de los bajos fondos de la Gran Manzana: hampones sin escrúpulos, mafiosos crueles, drogadictos y prostitutas. 

Dividido entre el amor de dos mujeres y sumido en un conflicto personal irresoluble, Hank Williams vivirá una experiencia inquietante e insospechada.

En El cielo de Nueva York realidad y ficción conviven en universos paralelos donde nada ni nadie es lo que parece.


Ediciones Minotauro
Colección: M
ISBN: 978-84-450-0243-8
432 Páginas

EL AUTOR:


2010. Avión con destino Costa Rica. Escala en Nueva York. En ese momento sitúa Alejandro Corral (Zaragoza, 1989) su despertar a la creación literaria. Esas son las coordenadas del nacimiento de El cielo de Nueva York. La Gran Manzana, epicentro de la economía mundial, como telón de fondo y en el centro de la trama, Hank Williams, un financiero en un hospital psiquiátrico. No en vano, Corral es licenciado en Administración y Dirección de Empresas y prepara su doctorado en torno a la inversión social responsable. El autor, que ha participado además en varios proyectos de cooperación internacional, guía con maestría al lector a través de este intrincado escenario donde, en ocasiones, el dinero fácil amenaza los principios éticos y morales. Alejandro Corral, hijo del también escritor e historiador José Luis Corral, debuta con esta novela negra, escrita con sigilo y nocturnidad. “Redacté de madrugada. Mi padre la leyó sin saber que era mía. Le dije que la había escrito un compañero de facultad. De hecho, no revelé mi autoría a nadie hasta que me llegaron los primeros rumores de que las posibilidades de ser publicada eran altas.”

sábado, 24 de enero de 2015

EL TREN DE LOS HUÉRFANOS, de Christina Baker Kline

Una novela cautivadora inspirada en hechos históricos. Más de un millón y medio de lectores en Estados Unidos.
Entre 1854 y 1929, los llamados trenes de huérfanos partieron regularmente de las ciudades de la Costa Este de Estados Unidos hacia las tierras de labranza del Medio Oeste, llevando miles de niños abandonados cuyos destinos quedarían determinados por la fortuna o el azar. ¿Serían adoptados por una familia amable y afectuosa, o se enfrentarían a una adolescencia de trabajo duro y servidumbre?
La inmigrante irlandesa Vivian Daly fue uno de esos niños, enviada por ferrocarril desde Nueva York hacia un futuro incierto a un mundo de distancia. Ahora, muchas décadas más tarde, Vivian es una anciana que lleva una vida tranquila y apacible en la costa de Maine, y los acontecimientos de su infancia se han convertido en un recuerdo vago. Sin embargo, en arcones de su desván se ocultan vestigios de un pasado turbulento.
Molly Ayer, una joven de diecisiete años, sabe que cumplir con un servicio a la comunidad ayudando a una anciana viuda a ordenar sus trastos es lo único que puede salvarla de terminar en un centro de menores. Pero a medida que Molly ayuda a Vivian a revisar sus recuerdos y posesiones, descubre que ambas tienen mucho en común. Molly, una india Penobscot que ha pasado su adolescencia entrando y saliendo de casas de acogida, también ha sido educada por desconocidos y tiene preguntas sobre su pasado de las que aún no ha obtenido respuesta.
El tren de los huérfanos es una novela sobresaliente que, gracias al boca a boca y las recomendaciones de los libreros, se convirtió en best seller en Estados Unidos y todavía se mantiene entre los libros más vendidos. Ha sido traducida al alemán, el italiano, el portugués y el polaco.

De ella han opinado: 

«Una historia conmovedora sobre la pérdida, la capacidad de adaptación y el valor, narrada con compasión y delicadeza.» Library Journal

«Una de las novelas más impresionantes que he leído jamás. » Naples Daily News

«Una novela emocionante y cautivadora.» Publishers Weekly

«Kline construye una historia dramática y emotiva a partir de un poco explorado  rincón de la historia estadounidense.» Kirkus Reviews

«Atrapa el corazón y la mente.» Romantic Times

«Admirable.» Cleveland Plain Dealer

Ediciones B
ISBN: 978-84-666-5519-4
360 Páginas.

LA AUTORA: 
Christina Baker Kline es novelista, ensayista y editora. Nació en Cambridge, Inglaterra, y se educó primero allí y luego en el sur de Estados Unidos y en Maine. Se licenció en Yale, Cambridge, y en la Universidad de Virginia, donde obtuvo una beca Henry Hoyns en Escritura de Ficción. Entre 2007 y 2010  una beca de la Universidad de Fordham le permitió dedicarse en exclusiva a escribir.
Sus ensayos, artículos y reseñas han aparecido en medios como elSan Francisco ChronicleThe LiterarianCoastal LivingMore yPsychology Today.  Además de El tren de los huérfanos, que ocupó el número uno en las listas de libros más vendidos del New York Times, ha publicado las novelas Bird in HandThe Way Life Should BeDesire Lines y Sweet Water.
Vive en una vieja casa en Montclair, Nueva Jersey, con su marido y tres hijos

LO QUE EL HIELO ATRAPA, de Bruno Nievas

La gran expedición de Shackleton al Polo Sur. Más que una novela, una aventura.
La nueva novela del autor de Realidad aumentada y Holocausto Manhattan. Por su tono épico y emocionante recuerda a las novelas clásicas de aventuras.
Londres, agosto de 1914. Ernest Shackleton, tras haber fracasado en su intento de alcanzar el Polo Sur en dos ocasiones, intenta reunir fondos para llevar a cabo la única gesta que queda por realizar: atravesar la Antártida. Sin embargo, los rumores de guerra son inequívocos y la expedición parece condenada antes de partir. No lejos de su despacho, en el East End, Zara Foley trata de ocultarse. Un acto terrible e imperdonable la persigue, junto a toda la policía de Londres. Huyendo de la miseria, el hambre y el cadalso, se da de bruces con Shackleton… y con una posible escapatoria a la horca.
Lo que el hielo atrapa es una novela de aventuras que traslada al lector del Londres de inicios del siglo XX a la Antártida, a bordo de la última gran expedición romántica del hombre, y en la que algunos de sus participantes encontraron algo más que a sí mismos.

Lo que han dicho de la novela:

"Bruno Nievas captura con maestría una de las gestas más fascinantes del siglo XX y la transforma en una aventura que tendrá al lector al borde de la silla"Manel Loureiro.

"Bruno Nievas conquista el género de aventuras. Espero que esta novela sea solo la punta de un gran iceberg"César Pérez-Gellida.

«Lo que el hielo atrapa es una novela audaz. Exquisitamente escrita, rigurosa en documentación. Con unos personajes cercanos, llenos de sentimientos, de superación, y una narrativa precisa y rápida que la convierten, a mi juicio, en la mejor obra de Bruno Nievas hasta la fecha. Una historia que, por muchos motivos, nadie debería perderse. Gracias por esta maravillosa lectura y, en nombre de todas las mujeres, gracias por esa “Cuarta presencia” en la obra».  Antonia J Corrales.

«He pasado frío, miedo y hambre mientras leía. Bruno Nievas es el Herman Melville del siglo XXI». Esteban Navarro.

«Engancha como el velcro y te lleva a un lugar al que nunca querrías ir y del que no podrás salir hasta que concluyas la novela»Juan Gómez-Jurado.

«Lo que el Hielo Atrapa es superación, el ansia de conquista que nos ha hecho crecer como especie, en el más hostil de los escenarios. Sentirás frío, hambre y desesperación pero también esperanza. Una novela extraordinaria»Luis Endera.

Ediciones B
Narrativa histórica.
ISBN: 978-84-666-5596-5
456 Páginas.

EL AUTOR: 
Bruno Nievas nació en Almería en 1973. Ha vivido unido a un teclado desde los diez años, cuando sus padres le regalaron el 'ZX Spectrum'. Estudió Medicina en Granada y posteriormente en Madrid, donde obtuvo la especialidad de pediatría. Hace dos años, de vuelta en su tierra y navegando —cómo no— por la red, descubrió un programa para Mac que le ayudaría a lograr uno de sus sueños: escribir su primera novela, 'Realidad Aumentada'. Tras colgarla gratis, logró 42.000 descargas y cosechó excelentes críticas en la red, entre ellas las de Juan Gómez-Jurado («'Realidad Aumentada' es un viaje salvaje a los confines de la tecnología y de la mente, narrado con el pulso de un escritor que dará mucho que hablar. No se la pierda.») y Manel Loureiro, autor de 'Apocalipsis Z' («'Realidad Aumentada' es una novela fascinante que sin duda atrapará al lector»).

domingo, 18 de enero de 2015

LA SUSTANCIA INVISIBLE DE LOS CIELOS, de Ulises Bértolo

¿Y si el sueño de la inmortalidad no fuese un sueño?

¿Y si un virtuoso pianista de los años cuarenta desapareciera de su época y retrocediera hasta el siglo XIX para conocer a Liszt y encontrar al amor de su vida?


¿Y si existiera una sociedad milenaria que se encargara de custodiar a los grandes creadores de la historia para que su genio perviva a lo largo de los siglos?

¿Arriesgarías tu vida por descubrir la verdad?

Ignacio Pascal, un musicólogo residente en París, ignora que está arriesgando su vida en el momento en que decide investigar sobre un pianista, Jean Vanier, cuyo rastro se ha perdido en el tiempo. Cuando lo encuentra recluido en un monasterio de Galicia, comenzará una aventura insospechada no exenta de peligros. Y en la oscuridad de una celda abacial, el secreto será revelado.
Editorial ESPASA
Colección: ESPASA NARRATIVA
ISBN: 978-84-670-4346-4
328 páginas
EL AUTOR: 
ULISES BÉRTOLO nació en Madrid en 1967 y ha vivido entre Madrid, Tenerife, Estados Unidos y Galicia. En la actualidad tiene su residencia en Santiago de Compostela, donde ejerce su profesión de abogado. Ha participado en importantes y mediáticos procesos judiciales y es autor de varios trabajos y artículos profesionales. 


Colabora habitualmente en proyectos de promoción deportiva y cultural sin ánimo de lucro y desarrolla una labor docente en materia jurídica.

La sustancia invisible de los cielos es su primera novela.

LA ENVIDIA DE VELÁZQUEZ, de Fabio Bussotti

Las meninas de Velázquez son la clave de un secreto... y hay alguien dispuesto a matar por él. 
En 1956 Aarón Schilton, un anticuario de origen judío afincado en Sevilla, le revela a su amigo Pablo Picasso que ha descubierto en Las meninas de Velázquez el mapa de un tesoro. Y todas las pistas parecen conducir a la cripta de la catedral de Sevilla. 
Medio siglo después, el comisario Flavio Bertone investiga en Roma el asesinato de un profesor universitario con apariencia de crimen pasional, e intuye que el caso puede estar relacionado con sus investigaciones sobre Las meninas de Velázquez. Para resolverlo tendrá que viajar hasta Sevilla y reproducir el mismo itinerario secreto que hizo Picasso cincuenta años antes. Pronto se evidenciará que hay alguien más que conoce la existencia del tesoro, y a quien no le importa matar para preservar el secreto…
ALGAIDA INTER EDITORES
Colección: FICCIÓN HISTÓRICA
ISBN: 978-84-9067-101-6
352 Páginas.

EL AUTOR: 
Fabio Bussotti (Trevi, 1963) es un actor de teatro cine, se diplomó en la escuela de teatro Bottega Teatrale de Florencia en 1984. Ha actuado en obras de teatro a las órdenes de Adolfo Celi, Alvaro Piccardi, Ermanno Olmi. En el cine ha trabajado con Liliana Cavani. Alumno de Vittorio Gassman, y en la televisión estuvo como protagonista en la serie Docttor Clown dirigida por Maurizio Nichetti. Ha trabajado también como escenógrafo . En el 2012 actuó como el Marqués de Foliopopoli en La locandiera de Carlo Goldoni, dirigido por Guiseppe Mariñi, con la famosa actriz Nancy Brilli.
Su novela La envidia de Velázquez, que ahora publica Algaida Inter, tuvo en Italia gran aceptación por parte del público y de la crítica. 

jueves, 15 de enero de 2015

TODA LA VERDAD SOBRE LAS MENTIRAS, de José Antonio Palomares.

¿Cuál fue la mentira más grande que tus padres te contaron de pequeño?
En el Madrid de principios de los años 80, una familia de clase media- baja trata de llevar una vida normal a pesar de sus dificultades económicas. TODA LA VERDAD SOBRE LAS MENTIRAS es la historia nostálgica, cómica y tierna de esa familia vista a través de los ojos del hijo mayor.
Recuerdo las cosas más curiosas de mi infancia a principios de los ochenta. No me preguntes por los afluentes más importantes de la Península, ni por las ecuaciones de segundo grado, ni por las Coplas a la muerte de su padre de Jorge Manrique. En cambio, recuerdo el intenso sabor del ColaJet de limón, la rugosidad de las costras en mis rodillas, la barriga de John Wayne en los westerns de Primera Sesión, la ansiedad por conseguir chapas que no estuvieran dobladas o la alegría de ver a Santillana marcar un gol. Recuerdo la manera exacta en que el aliento de mi padre olía a Soberano; y la frase favorita de mi madre: "¿Te crees que soy el bancospaña?". Recuerdo que la felicidad era el primer mordisco del dónut en el recreo de las once. Quizá recuerdo todas esas cosas porque están entrelazadas con el momento en el que descubrí por fin toda la verdad sobre las mentiras de mi familia.


Yo debía de tener once años, o quizá diez, o quizá doce, el día en que papá vendó teatralmente los ojos de mamá con un paño de cocina y la condujo a ciegas al salón...


Editorial Plaza & Janes.
ISBN:9788401389535
368 Páginas.

EL AUTOR:

José Antonio Palomares (Madrid, 1974) habla muy pocas veces de sí mismo en tercera persona. Es director creativo en McCann, una agencia de publicidad, y ha trabajado para marcas tan importantes como Nike, Coca-Cola o Heineken, entre otras muchas. Su obra literaria ha obtenido más de treinta premios; algunos de los últimos son el XVII Premio de Novela Corta Ciudad de Algeciras, el XII Premio de Novela Corta Castillo Puche, el XIII Premio de Narrativa Viña Alta Río-Café Bretón o el VII Premio Gerald Brenan. Su novela Me llaman Fuco Lois (Editorial EDAF), una revisión burlona de los thrillers superventas, obtuvo el Premio de Narrativa Joven de la Fundación Complutense.

En la actualidad escribe irregularmente en su blog El sabor del cerdo agridulce (www.cerdoagridulce.blogspot.com), pierde el tiempo en Twitter, colabora en el portal de publicidad más importante en español, We love advertising, y trata de sobrevivir al abrumador éxito literario de su mujer, Rebeca Rus. Tiene dos niñas pequeñas pero ningún gato. Baja la basura casi todas las noches. A veces lleva sombrero.

LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL CONTADA POR ESCÉPTICOS, de Juan Eslava Galán

"La historia de la segunda guerra mundial como nunca te la habían contado"

En el año 2015 se conmemora el 70.º aniversario del final de la segunda guerra mundial, la guerra total de la que todos conocemos los grandes hitos: los turbios inicios del nazismo, la invasión de Polonia, la derrota de Francia, el bombardeo de Pearl Harbor, el Afrika Korps, el holocausto judío, la batalla de Stalingrado, el desembarco de Normandía, la batalla final en Berlín, Hiroshima, Nagasaki… Pero además de todos estos hechos, el lector encontrará en esta obra historias que los libros no acostumbran a tratar, historias de personas: la de los excéntricos que descifraron el código Enigma; la bailarina judía que hizo striptease ante la cámara de gas; el submarinista alemán que hundió su nave al tirar de la cadena en el retrete; el aviador que ayudó a su enemigo herido a encontrar el camino de la base; la posible homosexualidad de Hitler; las astucias de Stalin; las cuatro amantes diarias de Mussolini; las vacilaciones de Franco; Himmler y sus SS buscando el Grial en España; los españoles en el sitio de Leningrado; las orgías en el bunker del Führer; el japonés que sobrevivió a las dos bombas atómicas… o las inverosímiles peripecias del gato del acorazado Bismarck.
Fiel al estilo característico de las obras de Eslava, el lector encontrará en este libro un relato trepidante que se lee como una novela pero sin dejar de ser historia rigurosa y documentada.


Editorial PLANETA
Colección: No Ficción
ISBN: 978-84-08-13530-2
784 Páginas

EL AUTOR:
Juan Eslava Galán Arjona, Jaén, 1948. Es doctor en Letras. Entre sus ensayos destacan Historia de España contada para escépticos (2010),Una historia de la guerra civil que no va a gustar a nadie (2005), Los años del miedo (2008), El catolicismo explicado a las ovejas (2009), De la alpargata al seiscientos (2010), Homo erectus (2011) y La década que nos dejó sin aliento (2011). Es autor de las novelas En busca del unicornio (Premio Planeta 1987), El comedido hidalgo (Premio Ateneo de Sevilla 1991),Señorita (Premio de Novela Fernando Lara 1998), La mula (2003), Rey lobo (2009) y Últimas pasiones del caballero Almafiera (2011).