miércoles, 14 de noviembre de 2012

MALDITA, de Mercedes Pinto M.


Toda la historia se desarrolla entorno a El Cortijo, una finca grandiosa, con un caserón grande, demasiado grande. Rodeado de cuadras, caballerizas, almacén para la cosecha y como varias viviendas para las familias de los propios trabajadores. En la finca podían trabajar todos los miembros de una misma familia, las mujeres ocupándose se las tareas domesticas y ayudando con el ganado, los hombres y los hijos en edad de ganarse un sueldo mísero,  lo hacían en los campos de sol a sol.
 El Cortijo iba pasando de generación en generación, de secreto en secreto, de mentira en mentira, asentado sobre los pilares del odio, la soberbia, la arrogancia y el orgullo,  y bajo la cubierta del rencor,  que hacia que el ambiente en la casa fuera tenso y desagradable.   Era el cuarto Del Valle que heredaba la finca al completo, Diego era un hombre, grande, corpulento, de pocas palabras y menos amabilidad. Su carácter duro y en ocasiones mal educado, hacia que el pueblo en lugar de tenerle respeto le temiera, como le temían.
 El casamiento con Adela, fue una vez más motivo para ser envidiado por todos los mozos del pueblo en edad casadera, se llevaba a la más hermosa de las chicas.  Pero será un matrimonio al que pudren los rumores y resultando de ello un embarazo dudosa de paternidad y del que nacerá Lucia, a quien su madre deja sola de por vida en el parto y despreciada por su padre, quien le da el apodo despectivo de  ”MALDITA”.
Lucia vivirá sus primeros años en una de las casuchas del cortijo, escasa de muebles y nula de todo lo necesario.  Su padre no quiere verla por ningún lado y como única compañía tendrá a su abuela, que será quien le aporte el cariño, la ternura y el calor humano que le daría su madre. La niña jamás pisaría las calles, nunca más allá del escalón que cerraba su puerta.  La abuela que tanto bien le inculco falleció, dejando a Lucia sola a una edad temprana para todo y cuando más la necesitaba. Por supervivencia aprendió lo necesario para salir adelante, sin perder en ningún momento esa sonrisa dulce y tierna que da la infancia tan limitada que tenia. Todos la daban por muda cuando en realidad no lo era.      No tendría más amigos que Ángel y Juanito, aunque con el paso del tiempo llegaría a tener una gran concurrencia en su humilde casucha. Fue  Juanito quien durante años de manera estricta, le enseño toda la cultura que el tenia. Ángel le aportaba los libros que ella le pedía.
La mayoría de los habitantes de El Cortijo, tenían oscuros secretos que guardar y que atañían a otros vecinos, un laberinto de historias ocultas, rencores, venganzas, vástagos y un resentimiento general que de una forma u otra salpicaba a la gran mayoría del pueblo. Seremos participes de todas su vidas, les conoceremos uno a uno y veremos la mezquindad que tenían unos y la humildad de otros.
Un trágico suceso, cambia para siempre el destino de Lucia, que ignorante de todo fue victima de un hermano ambicioso y ruin, que no estaba dispuesto a compartir apellido y fortuna, con una deformidad física y mental que le tenía el alma podrida.
 La reaparición de su abuela paterna, será el eslabón que saque a Lucia del psiquiátrico donde permanece ingresada durante años en estado inerte. Durante su ingreso nunca le faltaron visitas a aquella niña hermosa que de manera misteriosa tocaba el violín  todos los días a la misma hora y la misma melodía que una vez aprendió a través de un manual. Las visitas de su abuela, su cariño y su constancia la hacen pedir ayuda a un meritorio doctor, que acompañado de su ayudante le devolverá la vida. Una vida plena, tal y como su madre y su abuela habrían deseado para ella…  
 NOTA:  A modo personal, una gran novela, con tonos muy crudos de una realidad existente en aquellos años, Donde la infancia podria ser pisoteada por el  villano de turno y donde el desamor era el cielo que les cubria sus vidas. Felicidades a su autora, ojala alguna de tus obras callera en las manos adecuadas, mereces todos los triunfos del mundo.
La tiene en Amazon.es  http://www.amazon.es/dp/B006YPQVLC

  "Josué el errante",  de Mercedes Pinto M.


Pocos libros he leído yo que se asemejaran tanto al titulo como este. “ Josué el errante” Tenía todos los ingredientes para ser una novela cuanto menos enigmática y todo un paseo por un gran relato.
 Sin duda alguna la vida de Josué, fue desde el principio una lucha por la dignidad y el honor.
 Aarón su  padre, alemán de origen asquenazi y Sara su madre, Inglesa de origen sefardí. Josué,  nacido después de la primera guerra mundial y estaba sentenciado a sufrir los desaires de dos culturas y dos posiciones muy contradictorias. Su madre era una mujer silenciosa y trabajadora, que venía de una familia acomodada a base de horas de trabajo y mucho esfuerzo, propietarios de unas sombrerería y donde ella trabajaba.  Su padre era un padre parco en palabras pero en su justa medida y el mozo de recados en dicha sombrerería.
Las discrepancias familiares entre padre y abuelo, fueron el detonante para que la familia al completo se trasladase a Essen (Alemania) , lejos de la autoridad de un abuelo duro y exigente. Su familia se pone a trabajar en la granja de un alto militar alemán donde cada cual tiene su propio espacio y sobre todo algo que anhelaban, tranquilidad y felicidad.
Josué desde niño compartía horas de juego con Abigail, la hija del patrón que se dedicaba entre otras cosas al comercio de diamante. Josué era un niño pequeño y no muy dotado físicamente hablando y poco a poco aquellos juegos infantiles fueron dando lugar a un amor imposible, porque aparte de la diferencia de edad, había otra diferencia insuperable “la clase social”.  Aquellos juegos duraron lo que duro la infancia para Abigail, que a partir de los doce años, ya se consideraba “señorita”, aquello Josué no lo entendía muy bien, porque su visión era otra, él no entendía de clases sociales, ni nada parecido. Y para la cual su padre tenia un futuro planeado.
Para Jeremías “el patrón”, Josué era en cierta medida el hijo que nunca tuvo, así qué quiso enseñarle todo cuanto sabia de diamantes, como esculpirlos salvando lo más puro de la piedra preciosa, su comercio, etc.
Llegado el momento Josué supo que Abigail se prometería a un militar con mejor futuro, fue en ese momento cuando ambos se declararon un amor que nunca podría ser real y que por lo tanto sus caminos en la vida no serían iguales.
Tal fue el coraje de Josué que aprovechando todo lo aprendido sobre tales piedras preciosas, que acepto un supuesto viaje-negocio que Jeremias le había propuesto con el fin de salvar la economía domestica y de la granja por unos años, ya que la segunda guerra mundial  empezaba a dar sus primeros avisos. Pero lo que Josué no le advirtió a Jeremias,  era que en ese viaje sus intenciones eran otras, “se proponia encontrar el diamante mas grande y perfecto”, para ser un hombre rico y que así aceptara el amor entre los jóvenes.
Una tarde lluviosa antes de su partida y beneficiándose de que no había nadie ,Josué,  en un acto de ayudar a Abigail ante la precipitada tormenta, la acompaño a su casa y allí  surgió lo que de alguna manera ambos buscaban y necesitaban, en ese encuentro se entregaron el uno al otro sin pudor, con promesas de amor incluidas y confesándole Abigail que se casaría con el militar por obediencia a su padre, pero que su corazón estaría siempre con él.
Con mucho dolor, se despidió de su madre y tuvo una breve despedida con su padre quien sin decir nada intuía las autenticas intenciones de su hijo.
Josué, siguió las instrucciones e indicaciones que le mando Jeremías, pero sin confesarle su verdadero propósito. Tomo el barco siguiendo la ruta trazada por su maestro, con destino África del Sudoeste, la travesía se presentaba larga, dado que viaja en tercera clase sus movimientos por el barco eran limitados a ciertas horas, compartía camarote con otros siete pasajeros, entablo amistad con varios de ellos, el primero un sacerdote que le llegó a despertar ciertas dudas sobre la religión, Frank un Irlandés alcohólico, con el resto no tomo demasiadas amistades excepto con Carlos, un pintoresco Granadino (Español), que mas que buscar fortuna lo que hacia era huir de su mujer. De hecho Carlos sería más que un compañero de camarote, sería un fiel compañero en la vida, quien manifestaba muchos de sus sentimientos cantando canciones de Gardel. A su llegada a África, Josué tal y como tenia decidido no acepto el dinero que el capitán le retenía en deposito por orden de Jeremías, todo lo contrario se lo mando de regreso sin ni siquiera tocarlo.
Por fin y después de un largo viaje, Carlos y Josué llegaron al Rio Orange, acordaron quedarse en el campamento de Huma, su hospedaje y comida se pagaba cuando sacaban y vendían sus pequeños diamantes. Carlos y Josué, trabajaban de sol a sol, muchos días no tenían suerte y lo que sacaban no eran más que pepitas, con lo cual iban viviendo. El tiempo pasaba y la suerte les evitaba un día tras otro, pero aun teniendo lo justo para salir adelante.
Josué aprendió el sentido de la amistad a través de Carlos, juntos fueron marcando las pautas de sus vidas sin saberlo, a esa amistad se unió,  Juan otro español del barrio de Sacramento en Granada. Después y gracias a su buen corazón conocieron a Kuaima, estos sin saberlo Josué serian sus fieles amigos para toda la vida, incluso el será testigo del asesinato de uno de ellos y de la forma mas cobarde no hace absolutamente nada, es incapaz de moverse, pero también es incapaz de desvelar quien es el verdadero asesino.
El tiempo pasaba y la suerte les evitaba un día tras otro, pero aun tenian lo justo para salir adelante.
A través de sus amigos Josué conoció el autentico significado de la palabra “amistad”, dado que Kuaima les hizo participes de todos sus conocimientos para ser un buen Garimpeiro, les confió su vida entera, confesándoles porque y donde estaba su familia, su triste pasado,  les hizo participes de la celebración por tener un nuevo hijo, su amistad era tal que para ellos fue como su ángel de la guarda en un mundo de egoísmo para salir de la miseria más inmunda. Kuaima, les demostró que siendo de diferentes razas,  idiomas y religiones las amistad estaba por encima de todo. Tal era así que todos compartían habitáculo para dormir y  despejar el cansancio del día, fueron muchas las noches que hablaban y compartían penas al son de las notas con las que Juan, que noche tras noches les amenizaba con un hermoso concierto de guitarra española.
Pero, también fue en una noche,  cuando debido a su mal,  dormir Josué fue testigo desde la sombra de la noche del asesinato de su gran amigo Kuaima, era tan grande su asombro como su cobardía, incapaz de mover un musculo, incapaz de lanzar el mas mínimo grito de auxilio hacia su amigo, Josué se quedo inmóvil, impasible y eso marcaria un antes y un después en su vida. Le mataron para robarle y él fue incapaz de socorrer a su amigo. Josué se callo, impasible, lleno de dudas y temores, acudió a su entierro y vio al asesino cara a cara, pero tampoco en esta ocasión reacciono.
Cuando la familia de Kuaima, se llevaron su cuerpo, su compañera, en un acto profesado por el cariño del fallecido hacia ellos, les entrego a cada uno un objeto personal de Kuaima a modo de recuerdo. La hombría de todos ellos quedo en pedazos al ver que a su amigo le habían matado por un intento de robo absurdo y la impotencia era tan grande como el vacío que les quedaba.
Josué, manoseando el regalo se topo con una gran sorpresa, Kuaima, había escondido en el su mayor tesoro, un diamante puro, el más grande que podía imaginar. Tubo sus dudas y no sabia que hacer, no sabia si llevárselo a su viuda y garantizar así su sustento durante mucho tiempo, no sabia si comentarlo con Juan y Carlos, pero si sabia que si se lo quedaba, tenia su gran premio y que con él ya tendría su vida asegurada al lado de Abigail y desde luego eso fue su perdición, porque tomo la peor de las decisiones y con ello ya era la segunda vez que demostraba su ruindad como hombre en contra de todo lo aprendido a través de su religión.
Con la rabia en el cuerpo, Carlos decidió volver a España y Josué pensaba regresar a Esse, pero ocurrió algo que le ato a Carlos y a España, presa del pánico en la aduana Josué le metió el diamante en el bolsillo de la chaqueta de un conocido español qué Carlos se encontró y así él se quedaba exento una vez mas de toda responsabilidad. Ya en el buque de regreso Josué ahogado en su propia miseria le confiesa a Carlos toda la verdad de todo y Carlos haciendo gala de su amistad se ofrece a recuperar la piedra…
Siguen pasando los años, Josué se instala con Carlos en su piso de Madrid después de haber cumplido su promesa con Juan, yendo a visitar a su hijo a Sacramonte (Granada) y allí conoce la séptima maravilla del mundo. Ya en Madrid, recuperar el fabuloso diamante es toda una aventura, pero cuando ya lo tiene en su poder Carlos cae gravemente enfermo y se ve incapaz de abandonar a su fiel amigo en aquella situación y vive con el hasta su fallecimiento.
Han pasado bastantes mas años de los que él había calculado, pero por fin llega a Esse y recorre los pasos que de niño andaba,  buscando a sus padres y Abigail, ve un país destrozado, ya nada es ni se parece a lo que fue, nadie esta donde estaba. Por fin comienza a encontrar información, se entera de que su madre murió en un campo de prisioneros, que aun allí y con escasas fuerzas ayudo a nacer a un niño, también le entregan una carta donde su madre en sus últimos días le confiesa su amor eterno, pero y su padre y Abigail….
Con el paso del tiempo Josué se integra nuevamente a su comunidad religiosa y su vida asimila lo que ya es una gran derrota, es mayor y esta solo, pero aun conserva el gran diamante que tanta desgracia le aporto a su vida. Tenia la consciencia sucia, pesadillas y no era capaz de dejar atrás todos los errores cometidos.
Regreso a Londres, para ver sus orígenes y sabiendo que ese seria el ultimo viaje en la vida. Allí de manera casual y a través del nuevo propietario de la sombrerería del abuelo encontró a Abigail, supo por ella que se había casado con su padre, que en su juventud el militar la abandono porque el hijo que esperaba era suyo.. De repente, fue consciente de que era padre de un hijo medico, que tenia una hermana y era abuelo….pero para todo era demasiado tarde, en aquellas vidas ya no había cabida para el…y una vez mas se fue..
Vale la pena vivir sacrificado por un amor ambicioso, manchado de sangre, lleno de amarguras y calamidades.
También veremos los mejores y mayores defectos de un hombre. Hasta donde puede llegar la lealtad a un amigo?   Como la ambición puede convertir a un hombre honrado en un ser ruin y miserable. Sin poder parar el tiempo,  llegando al final de sus días completamente solo y ajeno a los frutos de la cosecha de su propia vida