jueves, 20 de diciembre de 2012

UNA TIENDA EN PARIS, de Maxim Huerta

MI OPINION:

Una novela descafeinada,aburrida y un tanto insipida, que enlaza dos tiempos con generaciones de por medio y un argumento histórico narrativo bastante escaso. Nos relata una historia que llena páginas y queda zanjada en apenas un recuerdo, sin aplicarse lo suficiente en el final del relato. De ella solo salvo frases sueltas. Lectura ágil y vocabulario nada esmerado, es el tipo de novela que puede coger y dejar cuando quieras. Creo en esta ocación Màxim vuelve a quedarse hueco.