martes, 29 de enero de 2013

EL MANUSCRITO ENCONTRADO EN ACCRA.

Mi opinión: 
En esta ocasión Paulo Coelho no nos aporta una novela de su estilo propio, pero tampoco nos deja en blanco. Más bien nos transmite una invitación a la reflexión, ó a la autoayuda moral que parece tan habitual en estos tiempos, nos ofrece una serie de respuestas que todos nos hacemos a lo largo de la vida.
EL MANUSCRITO ENCONTRADO EN ACCRA, tal y como indica su titulo, es fruto del seguimiento de una urna llena de papiros en una cueva en la región Hamara Don, Alto Egipto.
Los supuestos pergaminos tienen diferentes destinos, debido a la especulación del mercado negro.
El joven erudito el “Copto” juntara en Jerusalén a los patriarcas de las religiones más seguidas y de manera paciente y calmada, responderá a las dudas del pueblo con la sabiduría de las profecías y frases bíblicas, sobre: la derrota, la soledad, la belleza, el amor, la muerte, la fe, etc... Pero todas sus explicaciones resultan ser un consuelo para los fieles.
De aquí podemos extraer infinidad de hermosos párrafos cargados de grandes mensajes.
Siguiendo el estilo del maestro Coelho, su lectura es sencilla, sin complicaciones al lector y llena espiritualidad religiosa.