miércoles, 6 de febrero de 2013

MUERTE SIN RESURECCIÓN, de Roberto Martínez Guzmán (RESEÑA)

Siempre hemos pensado que la Semana Santa eran días de procesiones y reflexión de la Pasión y Muerte de Jesús, siempre basándonos en los pilares de la religión Cristiana. Son días abstinencia, recogimiento,  oración  y sobro todo la semana más litúrgica del año, nunca tiene un día específico pero comienza el domingo de Ramos y termina el Domingo de Pascua. Aunque en la actualidad son más bien días vacacionales y de bajo interés religioso.
Esta es la semana,  en la que MUERTE SIN RESURRECCIóN  se desarrolla, donde cada día de la Semana Santa se cobrara una vida, para saldar una venganza organizada durante años al mínimo detalle y  con una perfección casi absoluta. Aunque desde las primeras páginas tenemos los datos  y conocemos a sus personajes principales, en un   escenario como  Vigo y sus alrededores,  cuna importante de esta religión y donde todo siervo de Dios quisiera ejercer.

Es la primera vez que leo a Roberto Martínez Guzmán y reconozco que me ha dejado maravillada, este chico merece llegar a la altura de nuestro premio Planeta 2012.
Con una mente fresca y clara nos relata una historia bien detallada. Con un texto lozano y sutil nos hace testigo, participes y parte de los hechos, sin llegar a ser tétrico y haciéndonos sentir la tensión que la historia narra.
No deja ningún detalle al azar y mantiene al lector ansioso página tras página.
Su afinación, entre la mente de una asesina y la seriedad de la ley,  me hago  una pregunta en el aire, ¿harías tú lo mismo?
Confió,  que su calidad humana y literaria  sean  cómplices  para éxitos venideros, porque MUERTE SIN RESURRECCIÓN  me ha dejado con hambre de más.
Quisiera hacer una mención especial al excelente prólogo que nos hace de antesala al relato. Y con ganas me quedo de haceros participes de tan hermoso preámbulo. Mis felicitaciones para Natalia