miércoles, 20 de noviembre de 2013

EL PERFUME DE ÁFRICA, de Unai Ramos-Fernández (Reseña)

EBOOK
Un hombre en busca de sí mismo y del amor, lejos de su Irlanda natal. Una aventura vital en Londres. Una mujer desconcertante que cambiará su vida para siempre. Un pasado turbio que le persigue. Una sombra que amenaza sus vidas. Estos son los ingredientes de "El perfume de África", una aventura que nos lleva desde la Irlanda rural y deprimida de los años 80, a los pujantes años 90 de la Inglaterra más vibrante.

"El perfume de África" es, sobre todo, una historia interior, contada en primera persona desde los ojos y el alma del protagonista, Ian Ryan, y que intenta transmitir las emociones y pensamientos por los que transcurre la vida del joven irlandés como si caminásemos sobre un alambre trenzado y lleno de electricidad. Combina un peculiar estilo y una original dinámica temporal generada por la ficción, para llevarnos paso a paso hasta el sorprendente desenlace final de la historia.

De venta en Amazon

RESEÑA:
Al comenzar una novela, cualquiera sea la trama o el autor, me gusta saber qué ha hecho su autor o a qué se ha dedicado antes de decidirse a escribir. De Unai Ramos sabía poco por no decir nada, un autor novel con varios libros a la venta, solo puedo añadir que es diseñador gráfico, profesión que compagina con la de escritor, que es un profundo conocedor de las redes sociales y que participa activamente en todas ellas. Además del “El Perfume de África”, también ha escrito otros dos libros: “Un cliente inusual” y “Los días que nunca vieron mis ojos” pese a que lleva escribiendo desde los 15 años, solo ha sacado a la luz estos tres títulos.


De la novela que nos ocupa “El perfume de África” puedo decir que me ha sorprendido, está escrita completamente en primera persona, con muy pocos diálogos lo que se comprende, pues es Ian su personaje principal, quien nos va relatando su vida desde pequeño en un pueblo de Irlanda y desde donde súbitamente nos traslada no solo de sitio sino que también de época, nada menos que a la década de los 90 en Londres, Inglaterra. Por momentos, me sucedió varias veces mientras leía, querer meterme en el argumento del libro y decirle a Ian, hombre muévete, no seas tan sangre fría, lo cierto es que pocos personajes tienen tantos valores y lo que es más sorprende aun, que los apliquen con más de treinta años de edad, no digo que no puedan existir, solo que resulta llamativo, no obstante para meterse en su piel y encontrar el motivo que llevó a su autor poner este nombre a su novela, recomiendo su lectura.

Es una novela romántica por esencia, sin embargo posee otros ingredientes que también dan una vuelta de tuerca, completamente diferente a lo que iba narrando hasta entonces, para llevarnos por otros derroteros hasta casi convertirse, en una trama policial y de intriga, lo que sí demuestra una y otra vez, es el significado del amor en su estado más natural y sublime, cuando son los sentimientos los que se imponen a la razón y cuando, llevados por ese mismo amor tan cándido, puede llegar a convertirse en una pasión que quema con absoluta naturalidad.

Ramos no usa un lenguaje rebuscado lo que es de agradecer, pues muchas veces las narraciones en primera persona suelen resultar tediosas, no obstante Ian es alguien que no dejará indiferente a ninguna mujer, una lectura recomendable para todo tipo de lector aunque no necesariamente les guste una novela romántica con pinceladas de misterio.
Reseña aportada por nuestra compañera y amiga: Maria Loreto Navarro Pacheco.