lunes, 13 de enero de 2014

UNA NAVIDAD ALTERNATIVA (Reseña)

Es un compendio de breves relatos de diferentes autoras, todos tienen como punto común la Navidad, esa fecha anual, que une a toda la familia alrededor de una misma mesa o estancia, dejando claro que los mejores deseos son los que menos valor material tienen.
Cada escrito tiene una gran dosis emocional, tal y como su autora siente y narra, compartiendo con los lectores ese sentimiento tan emotivo y diferente a la vez.
No puedo inclinarme hacía una, puesto que todas hacen un trabajo excelente y de sus mentes saldrán magnificas publicaciones en el futuro.

¡Gracias chicas, sois maravillosas! 

Editado y publicado por Ediciones Ortiz, puedes adquirirlo aquí

1- SECRETOS, de Estefanía Jiménez Alcántara.
Verónica, llevaba 5 años independizada y sus padres aún no conocían nada de su nueva vida, su nueva casa, sus compañeros de orquesta, no conocían nada de lo que a ella le hubiera gustado mostrarles. Tenía 25 años y  era independiente, pero cada día se sentía más sola.
Era escritora novel  y en su cuento "Estrellas de caracolas" Zul era la estrella que guiaba las páginas, Václav Novotn, era el personaje principal, el perfecto príncipe de todo cuento, este se desarrollaba a finales del siglo XVIII.
Para Verónica, se presentaba una Navidad triste, ya que los continuos viajes de sus padres, cada vez les separaban más. Después de una fría conversación telefónica con su madre y entre lágrimas pidió tres deseos a la estrella Zul de su fabula, acto infantil que se vería concedido y Václav, pasaría de ser un personaje de fantasía a realidad.
Ella, le hizo partícipe de sus angustias y comprobó que él, tampoco era el hombre perfecto que había creado para su proyecto, puesto que este carecía de la sensibilidad que ella quería transmitir en su texto.
La noche de Nochebuena, estaba previsto un gran concierto en el teatro más prestigioso de la ciudad y su actuación tenía que ser perfecta, se jugaba su puesto y Václav, la acompañaría como mero espectador.  Sus nervios ante tal evento, le crearon un malestar que la obligo a ausentarse al baño y justo a la salida,  los hechos se precipitaron, entre el gentío Vaclav había desaparecido y a la vez se sintió atrapada por aquella sombra que llevaba toda la noche observándola desde la distancia, enganchada por la curiosidad, decidió seguirla y finalmente se encontraría con un hombre extraño, desaliñado y con una cicatriz que transformaba su rostro, pero de enorme atractivo físico que le despertaba una gran ternura.
Ya en el altillo del teatro, donde el joven vivía como un intruso, se percataron de que estaban bloqueados y allí deberían de pasar la noche hasta que llegaran los trabajadores a primera hora, para abrir la puerta.
Nunca pudo imaginarse Verónica, que aquella noche, en aquella situación y compartiendo solo unas horas, su vida daría un giro total y que el amor tal y como ella lo concebía existía en aquel maravilloso ser, en principio extraño.
Solo al día siguiente despertaría de su sueño, para ver que en realidad sus tres deseos se habían cumplidos.

2- CUESTIONES DEL ALMA, de María Vega
Sentada en el alféizar de la ventana, mientras contempla al ajetreo de los viandantes en las últimas compras navideñas y sintiendo una profunda soledad no deseada. María, no puede evitar que su mente viajara a otros tiempos, donde la Navidad tampoco era tal y como la recordaba en su niñez, pero al menos estaba acompañada y formaba parte de una familia con total bullicio, aunque seguía añorando aquellas fiestas que conservaba intactas en la memoria.
Mientras tomaba un café con prisa y acompañada de sus colegas, una de ellas, Lucy, se peleaba con un sin fin de formularios necesarios para planificar su viaje como cooperante allá donde los pobres eran mayoría y los medios eran escasos. Desde luego aquello no dejo inmune a María, que sin dudarlo acepto la sugerencia de Lucy y, se sumó a la marcha del equipo, hacia un destino hostil en el desierto, como Doctora Novoa. El choque climático, las grandes necesidades que allí existían y el rudo recibiendo del jefe de aquellas precarias instalaciones, le dieron a María una bofetada de bienvenida  a la cruda realidad en el otro extremo del mundo. Sin perder un ápice de ilusión e imaginación, la Doctora Novoa usaba su ingenio para hace más llevadera aquella dolorosa situación. Fueron muchos los enfrentamientos personales entre ella y Rene, los ojos de ambos no coincidían en la visión real de la situación, sus grescas eran continuas y ninguno de los dos quedaba ileso. Sin quererlo, ni pretenderlo, los sentimientos fueron surgiendo como los hierbajos salvajes y como tal se esfumaron en el momento de volver a la sociedad civilizada, a una vida cómoda y rutinaria.
Aquella Navidad para María, sería una prueba de que fuego donde aprendería que lo poco es mucho y que lo mucho es derroche.

3- LA NAVIDAD EN LA CASA GRANDE,  de María Dolores Rodríguez Canillar.
María, era la cocinera de un centro de acogida, para niños. El lugar era un antiguo caserón, con amplios jardines y donde se cubrían todas las necesidades de estos pequeños pagadores de deudas ajenas.
En el centro, también los niños esperaban las ansiadas Navidades, y aunque la mayoría de los padres estaban cumpliendo algún tipo de condena judicial,  los pequeños, sí podrían pasar las Navidades con el resto de sus familiares, aunque la alegría y el alboroto pronto se convertirían en llantos y lamentos, sin más explicaciones cinco de los internos se quedarían allí en LA CASA GRANDE. Tan malas noticias no solo afectaba a los niños, sino a sus cuidadoras, que deberían de organizarse para no dejarlos solos y más en esos días.
Sería María, quien sembraría en todos una luz de alegría, pondría la casa patas arriba y con los escasos enseres que tenían, entre todos decorarían las estancias con el ambiente que los niños tanto necesitaban, sin omitir el clásico árbol de navidad en el jardín.
Como madre y esposa, comunico a los suyos, su intención de pasar la Nochebuena, con quienes más la necesitaban y en ese momento aquellos chiquillos tenían preferencia. No era la única que sentía aquel deber,  poco a poco fueron llegando las empleadas con  la misma intención de María, portando cada una de ellas una parte del menú, incluida su propia familia. Aquellas Navidades fueron especiales para todos los comensales, niños, cuidadoras y visitantes, sintieron la magia de la Navidad…. 

4- ARCOIRIS EN INVIERNO, de Raquel Campos.
Tania, se refugia en su propia burbuja, sólo comparte techo y sentimientos con su padre, Marcial y su hijo, Adrián de seis años, los tres vivían plácidamente en una casona un tanto descuidada, pero firme, que al fin y al cabo era su hogar.
La Navidad se acercaba y para Tania, aquellos días solo le despertaban viejos y agrios recuerdos de algo sucedido años atrás, razón por la que en su casa no se celebraban tales fechas.
Una tormenta, el destino o la magia de la Navidad, hizo que César, un apuesto fotógrafo, apareciera justo en el momento acertado para ayudar al pequeño Adrián, que se lastimo con el trineo, mientras paseaba con el abuelo después de una gran nevada. Dadas las horas y el temporal, la familia se ofreció a darle cobijo a César, era imposible pernoctar en el coche o a la intemperie, era lo mínimo que podían hacer, después de la ayuda prestada.
Las nevadas eran tan copiosos y continuas, que hacía imposible cualquier intento de viajar, así que mientras se alojara en aquella casa, César, repararía algunas averías en compensación a la hospitalidad de la familia.
Para María y en contra de su voluntad la presencia de César, la confundía, hacia demasiado tiempo que se había abandonado a la deriva como mujer y sus sentidos más primarios iban re flotando a la vida al paso de las horas, hecho que la enfadaba en lugar de ilusionarla. Irremediablemente sucedió lo que ninguno trato de evitar y sin trabas se enamoraron, cosa que agrado a su hijo que congeniaba con aquel hombre y su padre, estaba encantado de ver radiante y feliz a su hija. Aunque afuera siguiera nevando…