domingo, 15 de junio de 2014

CUANDO EL PASADO DESPIERTA, de Olga Rico Cadavid. (RESEÑA)

Como toda joven de su edad, sus sueños eran unos y la realidad marcaba otros diferentes, siendo adolescente y tras la muerte de su madre, Elvira compartió su vida con su padre; ser hija única le adjudicaba unas obligaciones que no entendían de pretextos, así que toda su vida giraba entre los largos turnos y los cuidados a su padre enfermo de Alzheimer, aunque para ello contaba con el soporte de Irina, quien la suplantaba en sus horarios nocturnos; cuando su padre falleció se quedó sola en la vida y se volcó plenamente en su profesión. Sin entender por qué, Elvira, recordaba con frecuencia la atropellada entrada que hizo Lorenzo en su casa, para salvar a su padre en un atragantón, pero ¿Quién era aquel hombre qué irrumpió en su casa como un tornado?, ¿Cómo sabía lo que estaba pasando a su padre?, ¿Por qué los vigilaban? Y sobre todo, porque al despedirse la beso y le dijo “volveré”, todo aquello quedo grabado en la memoria de Elvira.

Elvira, Eugenia y Alicia, compartían amistad y ese círculo se cerraba con los respectivos de sus amigas, Elvira no tenía pareja y haciéndole un favor a su amiga Alicia, decidió reemplazarla en aquellas fechas qué para ella no tenían ninguna festividad y darle a su amiga la oportunidad de hacer un viaje con su novio.

Siguiendo las indicaciones, se encontró frente a una gran casa que estaba cercada por una gran muralla y que contaba con su propia vigilancia privada, cargo que ocupaba Carlos, el novio de Alicia. La prestigiosa Clínica Marsé, velaba con esmero por la privacidad de sus enfermos, entre ellos era habitual ver famosos, políticos españoles y extranjeros, su buen nombre le precedía ante toda competencia y en aquellos días cercanos a la Navidad estaba prácticamente deshabitada ocasionalmente.
En aquella enorme propiedad, la familia tenía su propia ala de residencia, los Marsé, no eran una familia extensa pero si un tanto peculiar, convivían con una supuesta armonía cubierta ya que cada cual tenía sus secretos y entre ellos la concordia era meramente un escaparate.

Como enfermera, se ocuparía de la matriarca de la familia, Patricia Marsé, mujer de cierta edad, que necesitaba más compañía que atenciones sanitarias y que le mostró su parte más amable, aunque también ejercería en el área  médica según la disponibilidad; Luis Marsé, fundador de todo el imperio y reconocido por sus meritorios éxitos contra el cáncer, apenas se dejaba ver, su carácter serio y seco, hacían de él un jefe respetado, esté, iba delegando poco a poco su deber en el heredero y también doctor, su hijo Gonzalo, que estaba divorciado de Patricia quién realizaba una importante labor dentro de la cadena de investigación científica, fruto de aquel fallido matrimonio nació la única hija Maclovia, una joven encantadora que en nada se parecía al resto de los miembros familiares. Los Marsé, eran un clan respetado en la zona, tanto por sus colaboraciones benéficas como por su poder económico.
Elvira, se verá en una encrucijada de sentimientos; Gonzalo le aportaría esa estabilidad que a toda mujer le gusta, pero su corazón late y se altera ante la presencia o la sola mención de Lorenzo, el agente que se ocupa de la investigación y que había conocido tiempo atrás, pero que tampoco es sincero en un principio.

Todos y cada uno de sus personajes están perfectamente estructurados en una trama que atrapará al lector desde la primera línea, donde seremos testigos de varias historias de amor y desamor, de rencores que son parte pasado turbio y un suceso trastocará la vida de todos, ya que a partir de ese momento comienzan a surgir los remordimientos en cada uno de ellos, qué de una manera u otra intentarán salvaguardar su honor y redimir sus errores.
Muy, pero que muy recomendable.

Olga Rico. Estrenarse como autora con esta fantástica novela, te pone el listón muy alto para la siguiente, aunque doy por hecho que tu capacidad para sorprendernos es infinita.
¡SIMPLEMENTE, MARAVILLOSA, FELICIDADES!