domingo, 23 de noviembre de 2014

LAS RELIQUIAS DEL SILENCIO, de Abraham Agüera Blanco (RESEÑA)

"El mejor esclavo es aquel que no sabe que está encadenado. Dales libertad para que se crean libres y trabajarán pensando que tu hogar es su hogar, que tus deseos son los suyos..." (extraído del texto)

La desaparición de Penélope Saavedra, había dado lugar a varias especulaciones, llegando incluso a pensar en un posible secuestro, a fin de cuentas, era una de las hijas de un reputado político y como tal, su estatus y popularidad para bien o para mal siempre estaba en boca de la pequeña ciudad Asturiana; además, era la novia oficial de un personaje de dudosa reputación, con el que su padre compartía negocios poco transparentes; y puestos a especular, todas las vías parecían tener cierta credibilidad, desde un ajuste de cuentas por temas de drogas, hasta llegar a los sucios negocios de prostitución, que Ernesto Zaldumbia manejaba.
Hasta la fecha Penélope, no tenía mayores quejas al destino, su familia estaba bien situada, la relación con sus padres era la habitual para ella y su hermana Natalia; la familia gozaba de una desahoga economía que les permitía vivir cómodamente. Penélope y Natalia, eran como la noche y el día, pero justamente esas diferencias las unían y mutuamente se necesitaban.

Lo cierto era que Penélope estaba sana y salva, había salido del Principado atendiendo a una carta anónima que le remitía desde Pamplona una completa desconocida, una remitente del todo irreconocible que le ofrecía la posibilidad de saber la verdad de sobre su identidad y muchas cosas más, ¿Porque Penélope atendía a aquella cita? ¿Sí toda su vida tuvo claras sus raíces Asturianas, porque dudaba ahora?
Aquella breve misiva y la detallada explicación de la citante, despertarían un sin fin de preguntas y dudas en la joven Penélope, qué sintiéndose desubicada y desprotegida, contrata los servicios del detective privado Balagar, del que le adelantaron buenas referencias.
Balagar, era un tipo arduo, honesto y ex policía dentro de un mar de corrupciones, que acude al encuentro con su contratante sabiendo su antecedentes sociales y familiares. Él, también arrastraba sus propias sombras y secretos; su pasado estaba marcado por el desamor y la impotencia ante las injusticias, aunque ahora contaba con el apoyo laboral y moral de su ayudante, Balbi; juntos formaban un equipo perfecto, eran cóncavo y convexo e igualado en preservar sus bagajes personales.

La remitente Ana María Tudela y Montes de Iruña, residía en el Centro de retiro espiritual "EL SAUCE LLORÓN", una preciosa finca privada, con grandes jardines y una capilla para residentes con excepcionales piezas de gran valor histórico; dirigida por Dolores Menguada que velaba fielmente por la tranquilidad de la anciana y el perfecto funcionamiento del lugar, una propiedad perfecta para esconder una parte importante de los enigmas de una sufrida república.
Grande fue el asombro de Penélope, al conocer sus antecedentes genealógicos y descubrir que había vivido en una mentira. ¿Qué le confeso la anciana para que su vida diera un giro total?, ¿Qué tenía ella que ver con la Dictadura o los principios del nacionalismo vasco? ¿Por qué la Iglesia quería acaparar aquella humilde capilla? ¿Qué tenía ella que ver con los conocidos niños robados? Eran tantas las preguntas y tan pocas las respuestas…

A partir de ese momento Penélope y con la inestimable ayuda Balagar, se marca como propósito descubrir una verdad impensable para ella, donde sufrirá todo tipo de peripecias, persecuciones y donde su vida peligraría en varias ocasiones; solo la fidelidad de Balagar será su brújula y su salvación; y lo que empezó siendo un caso más para el detective, ahora sería de vital importancia llegar a la verdad y recuperar a la mujer que le estaba enamorando.

LAS RELIQUIAS DEL SILENCIO. Nos plantea una serie de cuestiones sobre la pasada historia de España, en que la corrupción y el poder ya iban de la mano, donde la Iglesia dejaba claro su demarcación al precio que fuera y en el que también desarrolla los más nobles sentimientos del ser humano en las peores de las situaciones “la lealtad y el amor”.  Son Penélope y Balagar, sus principales protagonistas, aunque el conglomerado de personajes es de lo más variado y significativos.

En la pasada FERIA DEL LIBRO DE GIJÓN, 2014. Tuve la ocasión de conocer a Abraham, sin saber quién era o hacía que género se inclinaba y grata fue mi sorpresa al escucharle y sorprenderme de su cercana oratoria sobre el texto que nos ofrecía, pero también me sorprendió su soltura y pensé “este chico vale” y pienso seguir todas sus publicaciones muy de cerca.

Abraham Agüera Blanco. Se inicia como inventor de historias, con está magnifica novela que nos mantendrá pegados a sus páginas con el imán del suspense, la intriga y una correcta narrativa o al menos así me sentí yo. Me fascinó su sencillo y claro vocabulario, su pulcritud que augura una buena trayectoria y su perfecta armonía entre el pasado y el presente. Perdóname por la demora de esta reseña, un abrazo.

¡Felicidades Abraham, ha sido fascinante leerte!