jueves, 11 de diciembre de 2014

CIANURO Y CHOCOLATE, de Fayna Bethancourt

La antología en solitario de Fayna Bethencort, una autora que no dejará indiferente a nadie, una obra dura y oscura. Donde el mal se destila desde la más cruda cotidianidad en sus diez relatos.
Diez relatos que reflejan la maldad humana.
Ese monstruo que todos tenemos cerca incluso el que algunos podemos llevar dentro.

Femenino y cruel, humano e implacable... Cianuro y Chocolate.

Gran Hermano os descubrió al personaje popular. 
Dissident Tales os descubre a la escritora.
La maldad más terrible, como los caramelos envenenados, viene envuelta en papeles de colores. La promesa del azúcar más dulce deshaciéndose sobre la lengua, esconde un último regusto a muerte como un simple "Te amo" puede significar la destrucción.             
¿Es peor la puñalada que asesta el asesino o su sonrisa ante los ojos moribundos de su víctima?
Cuando los monstruos de nuestra infancia se vuelven entrañables por su horripilante obviedad, aparece el ser humano. La más terrible de las bestias, el infierno sobre la tierra, disfrazado de ser racional. Se ríe , te da los buenos días y te invita a subir a su coche, a su casa o a casarte con él. Eres feliz, ten sientes afortunado, porque la vida está a tu favor. Pobre cordero degollado que cruza la puerta del matadero con una sonrisa.
¡Pero tened cuidado pequeños y mayores! El mal no tiene cuernos ni colmillos, ni viene del averno. El horror anida en cualquier ser humano defectuoso, con cuerpo corriente, con alma deforme.
El monstruo, puedes ser tú.

Auto publicación.
Género: Miedo/terror.
ISBN: 978-84-943195-0-1
156 Páginas.


LA AUTORA: 
Fayna Bethencourt Guerinet nació en Las Palmas de Gran Canaria pero en la actualidad reside en Barcelona junto a su marido y sus dos hijos. Cuando era pequeña, escribía historias que luego leía a sus compañeros de clase y familiares. Y aunque dejó de escribir durante muchos años, nunca abandonó su pasión por la lectura. Fayna se convirtió en un personaje mediático tras su paso por el reality show Gran Hermano, convirtiéndose después en colaboradora habitual de diversos programas de televisión, pero dice sentirse más a gusto frente  a la pantalla de su ordenador que bajo los focos de un plató. Hace unos años que volvió a plasmar las historias que surgían de su cabeza sobre el papel y acaba de participar en la antología ¡Zombifícalo! (Dissident Tales) junto a varios autores y otras antologías de próxima publicación. Cianuro y Chocolate es su primera antología en solitario.