martes, 27 de septiembre de 2016

PUERTO ESCONDIDO. María Oruña (Reseña)

El año 1936 marca el inicio de la Guerra Civil en España. Una lucha cruenta que golpea a familias inocentes convirtiendo, sus ya complicadas vidas, en auténticos dramas.
La existencia de Benigno se rompe cuando un ataque aéreo termina con parte de su familia. Sin dinero, ni apoyos para poder mantener a sus hijos, Clara, Jana y David con él, decide distribuirlos en casa de familiares y amigos, con la promesa de reunirlos de nuevo cuando los tiempos mejorasen.
Asustadas, solas y condenadas a una vida de trabajo y servidumbre, Clara y Jana deciden revelarse. Se niegan a consumir su juventud fregando y cuidando de casas en las que jamás podrán vivir y mucho menos poseer. Aunque para ello tengan que vender sus almas y renunciar al verdadero amor, con tal de conseguir sus objetivos.

Setenta años después, la herencia de su madre fallecida convierte a Oliver Gordon en propietario de Villa Marina, una casa señorial en el pueblo de Suances, en Cantabria.
Decisiones ajenas, no compartidas por él y menos deseadas, llevan al joven a abandonar su vida en Londres y dedicar tiempo y dinero a la rehabilitación de la propiedad, con el fin de transformarla en un hotel y trasladarse a vivir lejos de su pasado.
Durante las obras de acondicionamiento de la casa, los trabajadores de la empresa contratada para ello descubren en el sótano los restos de lo que parece un recién nacido.
Alertados por la aparición de los restos humanos, la policía de la zona comienza una investigación. La prioridad para iniciar el rastreo de aquel hallazgo comienza por cifrar la antigüedad de los huesos, para ello recurren a la experta opinión de Clara Múgica, la médica forense especializada en antropología.
Junto a una de sus ayudantes, Cardona, la doctora Múgica descubrirá una pequeña figurita envuelta entre los restos de los trapos que una vez arroparon aquel pequeño cuerpo. Un amuleto que servirá a la policía para investigar una muerte de un recién nacido, cuyo fallecimiento se cifra por la forense entre cincuenta y setenta años antes.

La llegada de Oliver, sin una clara vinculación al pueblo, ni a sus gentes, al mismo tiempo que la aparición del cadáver, provoca que se convierta en el primer sospechoso en el que la policía de la zona centra sus investigaciones, sobre todo cuando un vecino del pueblo es asesinado a las puertas de la casa, sin relación aparenta con el nuevo dueño.
Asustado por los acontecimientos, Oliver decide iniciar su propia investigación, al margen de la policía, cuando el abogado de la familia le descubre un secreto que su madre mantuvo en silencio hasta el día de su muerte. El pasado familiar que Oliver conocía, se tambalea, al descubrir que su madre había sido adoptada cuando apenas tenía dos años de edad.
¿Quién es su verdadera familia? ¿Por qué su madre dejaba una parte de su fortuna a las monjas que la criaron, si no era religiosa? ¿Cómo lograron quienes creía sus abuelos, simples guardeses de la finca, que ésta les fuese donada para convertirse en su herencia? Verdades ocultas por el tiempo y la vergüenza, cambiaran para siempre la vida de Oliver y descubrirá partes de un pasado desconocido e inmoral en muchos momentos.
María Oruña, autora de Puerto escondido, nació en Vigo, en 1977. Sus veraneos en Cantabria, de donde es originario su padre, han servido para ambientar los pasajes, de la novela. Abogada durante diez años, decide tomarse un descanso de su profesión para dedicarse a la literatura y a su faceta de madre.
Su siguiente proyecto, independiente a Puerto escondido, servirá para aclarar algún aspecto inacabado de esta novela.
La mano del arquero, su primera novela, fue publicada de forma independiente, hace unos años, centrando la trama en el acoso laboral.

La trama de Puerto escondido discurre por dos vías que se van entremezclando con capítulos alternos, provocando saltos temporales en la lectura.
Por un lado, la aparición del cadáver del recién nacido en Villa Marina, y la muerte de uno de los vecinos en la misma puerta de la casa, centran la investigación policial y la de Oliver, que según va descubriendo datos sobre ambos sucesos bucea en el pasado de su madre encontrando datos de sus orígenes, desconocidos por él.
La vida familiar y personal de Oliver, se va descubriendo con pequeñas pinceladas, que marcan la investigación policial.
Otra parte de la historia se centra en la vida de Benigno, solo tras la muerte de su mujer, sin ayuda de nadie para ocuparse de sus tres hijos, y sin tiempo libre por el trabajo en la fábrica y una huerta que cultiva para sobrevivir, decide deshacer su familia enviando a David, Clara y Jana a diferentes casas donde les garanticen un plato de comida a cambio de su trabajo.

En esta parte de la narración, fundamental para el desenlace de toda la historia, se muestra la crudeza de una vida que se ciega con los más débiles, sobre todo con las mujeres, cuya única opción al nacer y crecer en una familia sin dinero pasa por trabajar como verdaderos animales, soportando humillaciones o vejaciones sin protestar. Una existencia de la que resulta casi imposible escapar. Incapaz de asumir una vida de casi esclavitud, Clara, la mayor, lucha para proporcionarle a su hermana una opción, que, aunque no sea moralmente la mejor, es la única escapatoria que logra encontrar.

Las decisiones de ambas marcan tanto su futuro, como el de sus descendientes durante generaciones con secretos y mentiras de las que ambas se avergonzarán siempre.
Una novela interesante y entretenida, de fácil lectura, que a pesar de los saltos en el tiempo y entre ambas historias, al dedicar un capítulo a cada trama, se sigue sin problema. Los personajes mejor definidos y más reales son los de Clara y Jana, te hacen sentir, algo que no provocan el resto, y que quizás se echa algo de menos.
Una lectura para los simpatizantes a las novelas de intriga. 

DESTINO
Temática: Novela negra/Thriller.
Colección: Áncora & Delfin
ISBN: 978-84-233-4952-4
432 páginas