lunes, 3 de octubre de 2016

AVENIDA DE LA LUZ. María Zaragoza. (Reseña)

Las imágenes de los últimos meses de vida de su madre entristecen a Pere, que lucha por olvidarlas. Un tumor cerebral apaga la vida de la joven mujer, afectando a sus recuerdos y provocando un rechazo contra quienes la rodean, incluido su pequeño hijo, al que no desea ver a su lado.
En su mente, el muchacho trata de retener tan solo los momentos mágicos vividos mientras su madre le leía La Odisea o Viaje al centro de la tierra, o alguno de los cuentos de misterio de Edgar Allan Poe. Gracias a ella Pere se convierte en un voraz lector de novela de aventuras y misterio.
Tras la muerte de su esposa, el padre de Pere decide mantener las eventuales visitas al abuelo materno, aunque considera, que Hermenegildo Pla no es una buena influencia para su único hijo, y se siente en la obligación de llevarle al pequeño al menos una vez al mes.

Hermenegildo Pla es un hombre reservado, hosco y taciturno, con rasgos cercanos a la locura, que en su juventud desapareció durante diez años, regresando inesperadamente y sin un solo rasguño, con la misma ropa con la que desapareció y sin poder explicar el lugar en el que había estado.
Pasado el tiempo, a quienes le quisieron preguntar y escuchar, les habló de viajes, de aventuras y países más cercanos a las novelas que leía que a la realidad.

Tan solo a su nieto le confesó la verdad. Durante ese tiempo había permanecido en las galerías subterráneas que recorren la ciudad de Barcelona, y que en un loco proyecto en el que estaba trabajando cuando desapareció, se intentaba convertir en la Ciudad de la Luz.

A la edad de 20 años, Pere conoce cada detalle de la aventura de su abuelo, contada una y otra vez, dibujada en mapas y planos, que el anciano rompe con la sensación de no lograr crear el correcto.
La casualidad quiso que Pere conociese a través de las redes sociales a Willian Brighton, Will un joven estudiante de arquitectura inglés, que a sus 23 años había decidido mudarse a Barcelona con una beca Erasmus. Solo en esa ciudad, el muchacho buscaba gente para realizar una de sus aficiones favoritas la exploración urbana.
Encandilado con el carácter de Will, Pere se anima a contarle la historia de la Ciudad de la Luz, proyecto que intriga a su amigo.

Cuando su abuelo desaparece de nuevo, Pere no duda del lugar al que ha ido. Convencido de que el anciano ha regresado a la Ciudad de la Luz, habla con Will y le propone organizar una expedición para ir en su busca.

A ellos se unen Arturo, su novia Bea y unas amigas de ésta llamadas Laura y Adela, siendo esta última, una extraña joven obsesionada con el mundo esotérico y los fantasmas.
Junto a este grupo de desconocidos y su hermanastro Xurxo, el hijo de la nueva mujer de su padre, un niño albino al que quiere y cuida, Pere inicia la búsqueda de su abuelo, sin sospechar que, al introducirse en esos túneles, de los que tanto ha oído hablar, la vida que conoce desaparecerá para siempre.

La historia de Avenida de la luz aparece dividida en tres partes que se podrían corresponder con el clásico inicio-nudo-desenlace.
En el inicio hay una presentación de los personajes, de su pasado, dejando siempre un punto de intriga en cada uno de los jóvenes que participan en esta aventura, que en un primer momento puede parecer una novela de aventuras al uso pero que poco a poco adquiere otro color.
Al avanzar los capítulos, alcanzando ya el nudo de la historia, el lector comienza a sentir, gracias a la habilidad de la autora para describir los sucesos que van produciéndose dentro de los túneles una atmósfera agobiante y siniestra, en la que la realidad que los muchachos creen estar viviendo comienza a transformarse.
Bien dosificada la información, tanto de los actores principales, como de la resolución de la trama, la historia fluye hacia un desenlace bien llevado y coherente con el proceso de la narración.
Recomendable para los amantes de la novela fantástica, donde todo puede ser posible y nada es real.

María Zaragoza, la autora de Avenida de la Luz, nace en Ciudad Real en 1982.
Galardonada con el premio Ateneo de Ciudad de Valladolid por su novela Los alemanes vuelan la cabeza por amor (2011). Premio de Novela Ateneo Joven de Sevilla por Dicen que estás muerta (2010) Premio de relato de Arroz negro del BCN Week (2010); Premio “El Buscón” en el XXX Certamen Poético de la Orden Literaria de Francisco de Quevedo de Villanueva de los Infantes (2010); y I edición de la convocatoria de ayudas para el fomento de la creación literaria (2010).
Es articulista de la revista manchega digital Fonda Dolores y cuando no hace nada de esto personaliza muñecas Blythe que aparecen en esta novela.

MINOTUARO
Temática: Fantasía y ciencia ficción/Terror
Colección: Terror.
ISBN: 978-84-450-0247-6
320 Páginas