sábado, 17 de noviembre de 2012

Un prólogo digno de mención.



En todos los años que llevo leyendo, pocos ó ningún prólogo me parecio tan hermoso....