viernes, 4 de octubre de 2013

QUIÉROME MUCHO, de Regina Roman

Dentro de cada un@ de nosotr@s hay una parte noble que nos hace “mejor persona”.

QUIÉROME MUCHO, para mi opinión, no es un titulo del todo justo, puesto que su protagonista piensa en el bien de tod@s los que la rodean, olvidándose de sí misma.
Marina, no es precisamente una chica diez físicamente hablando, pero su alto nivel de estudio y preparación la pone en el brete de bajar su listón para encontrar su nuevo trabajo. Pone todo su empeño y acude a muchas entrevistas donde siempre le dan una excusa correcta y educada para decirle NO.
Por fin Marina,  encuentra una nueva oportunidad y empieza a trabajar en un Asesoría, donde el compañerismo no forma parte del hábitat natural.  Las envidias, los piques y  como ella misma dice en:
-Todos los colectivos tienen una guapa, un trepa, una tonta, un pelota o lameculos, un cotilla y un vago de solemnidad-, hacen que sus primeros días de trabajo sean un calvario.
Consciente de la situación decide quedarse al margen hasta conocer bien a sus colegas laborales, para evitar zancadillas que se ponen unos a otros.
Su vecina de mesa,  Adela, será con la única que llega a tener contacto fuera del mundo laboral, juntas comenzarán un amistad que las llevara a vivir experiencias y anécdotas de lo más divertidas unas y tristes otras.  Se confesarán sus pasados, compartirán sus vidas en paralelo, no existiendo entre ellas la maldad de la vida urbanita, llegando a obtener una fuerte y solida amistad.

Regina Roman, nos invita a compartir un texto sin complicaciones, donde la amistad es el hilo conductor entre sus capítulos. Con pasajes divertidos y entrañables. Sus diálogos son frescos y ligeros. Es una novela entretenida y amena.

¡AGRADABLE LECTURA REGINA!