martes, 8 de octubre de 2013

EN EL PISO DE ABAJO, de Margaret Powel

En los años 20, los barrios humildes eran las cunas de muchas de las asistentas en casas de familias pudientes. Las familias, eran en su mayoría numerosas y los bienes, eran más escasos que las alegrías y abundaban las despensas.

Cuando enviaban a un hij@ a servir, siempre era un alivio, porque además de restar un plato de comida en la mesa, aportaban al sustento familiar con el mísero sueldo que cobraban. Las chicas eran destinadas al servicio domestico como “sirvientas”, donde desempañarían sus trabajos como doncellas, para la limpieza domestica o cocineras, donde subirían de cargo por méritos propios.  A los chicos se les asignaban, los jardines, las caballerizas o simplemente “mozo para todo”. Eran tiempos difíciles y muy duros.
Margaret no fue una excepción y como tal su madre la coloco en una casa grande y hermosa, con más miedo que hambre realizará sus tareas como primeriza y se asombraba de la vida que llevaban los Señores y del trato que les daban al servicio. Nada era lo que parecía, todos estaban subyugados al mando y las exigencias, no les permitían ningún tipo de ostentación y aunque sus comidas eran restos de lo que sobraba en la mesa principal el hambre era burlado con más variedad.
El resto de su vida estaba pronosticado, su único futuro era ser “criada” hasta encontrar marido que pudiera mantenerla lejos de los fogones ajenos y parir los hijos que el destino le tuviera designados.
Fue sirviendo en diferentes casas y para diferentes Señores, media vida limpiando y cocinando desde el anonimato.


EN EL PISO DE ABAJO, viviremos las experiencias de una niña que a base de horas de trabajo se hizo mujer. Con textos llenos de ternura y relatos apasionantes. No escasean las anécdotas joviales y chistosas, típicas de un mundo lleno de mujeres. A Margaret solo los años y bondad, le recompensara el pasado que lleva impregnado en la entretela de su delantal de cocinera.
Excelente y enternecedor relato contado por una mujer longeva que nos trasportará a otros tiempos desde su primera página y que toda mujer debería leer en algún momento de su vida.

¡UNA HISTORIA ADMIRABLE!, que quedará impregnada en mi memoria.