viernes, 16 de mayo de 2014

NO ME PREGUNTES POR QUÉ, de Mar Rozada. (RESEÑA)

“El corazón tiene razones, que la razón no entiende”

Con solo trece años, Bárbara sufrió una de las mayores pérdidas que un niño puede tener; un conductor imprudente acabo con la vida de sus padres a giro de volantazo; entonces su tía Susana, se hizo cargo de ella en toda la plenitud del concepto, la crio, educo y se desvivió por ella, como si de una hija propia se tratara. Con el paso de los años tía y sobrina, conllevaban alegrías y penas, confidencias y experiencias, hacían el tándem perfecto y juntas disfrutaban de largos paseos por la playa que daba una extraordinaria belleza a su pueblo natal.
Sus días se deslizaban suavemente, era una chica afortunada; conservaba la casa familiar que le facilitaba una independencia vital, un trabajo que le permitía cubrir sus gastos, sus amigos de siempre y el infinito amor incondicional de su tía, aunque como toda joven, también conoció el amor y las hieles del desamor.

Es Bárbara quien haciendo un repaso en la memoria,  nos hace partícipe de su vida.
Desde siempre escucho a su tía hablar de María, su amiga del alma, -su hermana-, juntas habían pasado las calamidades de la vida y nunca escuchó un solo comentario contrario al cariño, así pues;  para Bárbara, conocer a María significaba algo muy bonito, entre las vetustas mujeres, persistía un lazo de cariño más fuerte que el vínculo sanguíneo; ambas creían conocer al completo la vida de la otra o eso pensaban.


María, durante décadas guardó un secreto que la estaba ahogando, su tiempo se agotaba y necesitaba aligerar el peso de su conciencia ante su inminente viaje. ¿Soportará el afecto de ambas la confesión de aquel secreto?, ¿Conservarán su amistad después de todo?.... 

NO ME PREGUNTES POR QUÉ, es una hermosa historia de amor y amistad impune al tiempo y a los contratiempos de la vida, donde priman los sentimientos en cada página.
Con personajes sencillos y llenos de ternura, nos encontraremos con un secreto más frecuente de lo que imaginamos; textos que demuestran la gran calidad humana de su autora y un paraje de ensueño como es Asturias. De lectura ágil y cómoda, ante una hermosa narrativa que despertará los sentimientos más ocultos del lector y nos adentra en el noble sentimiento de “perdonar” que tanto escasea.


En su debut Mar Rozada, ha sabido calar en sus leyentes si  dejar a nadie indiferente. Con la novela entre manos, se me han escapado sonrisas, suspiros y en algún momento mis ojos se tornaban húmedos, han sido extraordinarios los sentimientos transmitidos, cuanta ternura.
¡BRAVO, MAR!, leerte ha sido simplemente “DIVINO”.

Mirella.