martes, 14 de octubre de 2014

39 CAFÉS Y UN DESAYUNO, de Lidia Herbada. (RESEÑA)

De un tiempo a esta parte las redes sociales forman parte de nuestro día a día con total naturalidad, la gran mayoría tenemos Facebook, Twitter, Wasap, etc.,  y muchas más, donde compartimos nuestro tiempo; también hay multitud de páginas webs en las que rellenando un perfil o un formulario podemos relacionarnos con personas afines a nuestros gustos o incluso buscar pareja a la carta….

Ante los continuos fracasos amorosos y su escasa vida social Martina, cada día estaba más convencida de que su soltería sería perpetua. Los meses pasaban a una velocidad increíble y las señales de la felicidad se quedaban en el arcén de los pasillos de los juzgados donde ella ejerce como abogada, la maternidad esperaba paciente entre montañas de casos abiertos y su reloj biológico pronto quedaría entre las estanterías del archivo general como un expediente más;  Martina estaba harta de su estado civil; vivía para trabajar en lugar de trabajar para vivir, no era lo que ella deseaba.

Su hermana qué era el polo opuesto y una mujer mucho más emprendedora, decide cambiarlo todo y toma cartas en el asunto, ejerciendo como una perfecta alcahueta en favor de Martina.
Y para ello no se le ocurre mejor medio que las famosas redes sociales, el primer paso es registrarla en una página de contactos, donde además de detallar las virtudes de su hermana explica claramente lo que espera del partenaire (futuro cuñado)  y su claro objetivo de buscar el hombre idóneo y no “rollito” esporádico; sin omitir ninguna casilla, las cumplimenta con esmero e igualmente crea una cuenta de correo electrónico destinada a  esta delicada misión “buscarle novio a Martina”.

Quizás antes de lo esperado, las alarmas del sistema advierten de las primeras respuestas y los primeros interesados en enamorar a tan sugerente mujer (siempre bajo el perfil creado) y también las posibles citas. La hermana de Martina, en su nombre va puntualizando detalles y marcando unos parámetros bien claros, llegando a crear entre sus galanes la duda de quién es verdaderamente la interesada.

Ella, se declara oficialmente representante amorosa de Martina e intenta concretar los primeros encuentros, que serán más llevaderos y menos comprometidos con un café de por medio; tiempo justo para romper el hielo y obtener las primeras impresiones qué darán lugar a futuros encuentros o un simple “hasta otra”.

¿Encontrará Martina el amor siguiendo la idea de su hermana?
¿Cuántos cafés serán necesarios para encontrar el amor?

39 CAFÉS Y UN DESAYUNO.  Es una novela divertida, que nos expone una forma muy actual de relacionarse con personas afines a nuestros gustos. Con diálogos frescos, directos y claros viviremos la aventura de Martina y su fantástica hermana. Es la lectura perfecta para una tarde entretenida y que nos sacara una sonrisa en más de una escena.  No es la típica novela de amor, es todo lo contrario, pero si es el amor el verdadero sentido de 39 CAFÉS Y UN DESAYUNO

Lidia Herbada. Autora dulce y cariñosa en sus textos, con gran facilidad para plasmar los sentimientos de sus personajes.

¡GRACIAS LIDIA! Ha sido estupendo.