jueves, 20 de noviembre de 2014

LA SOMBRA DE SUÁREZ, de Eduardo Navarro

Las memorias de Eduardo Navarro son el último testimonio de auténtica relevancia que quedaba por aparecer sobre la Transición.  Con un excelente prólogo de Jorge Trias Sagnier.


Eduardo Navarro fue uno de los colaboradores más fieles y constantes que tuvo Adolfo Suárez durante los cuarenta años que duró su carrera profesional. Estos textos que por fin ven la luz recogen sus recuerdos desde que se conocieran en el Colegio Mayor, a finales de los cincuenta. Son los años de formación del joven político y en sus páginas ya se intuye su enorme poder de seducción, su ambición, al tiempo que desvelan las dificultades económicas que sufrió en esta etapa, así como su firme apuesta por el príncipe Juan Carlos de Borbón. Con la muerte de Franco en 1975 se abre uno de los períodos más apasionantes de la historia reciente de este país. La sombra de Suárez nos descubre a Suárez en estado puro, íntimo y político, con sus luces y sombras, e ilustra de forma nítida las adversidades que hubo que vencer para que la Transición llegara a buen término. 


Una aventura incierta que contó con múltiples protagonistas. Algunos, como el rey Juan Carlos I o Adolfo Suárez, brillaron con luz propia, lideraron el cambio y marcaron el paso hacia la democracia. Sin embargo, hubo otros no menos importantes que permanecieron voluntariamente en la sombra. Personas como Eduardo Navarro que, con su trabajo leal y silencioso, apostaron por el futuro e hicieron posible la concordia. Navarro, siempre leal, aceptó su papel en la sombra y trabajó con él, y para él, en los difíciles años de la Transición, llevando a cabo una eficaz tarea en el desmontaje de las estructuras del régimen franquista. Su labor fue esencial durante la etapa presidencial, pero Eduardo se mantuvo al lado de Suárez en todos los proyectos que emprendió, desde la creación de UCD, hasta el despacho de abogados en el que se refugió junto a sus más leales colaboradores tras su dimisión, pasando por la etapa del CDS y, por último, en la construcción de un discurso intelectual que diese sentido a la trayectoria política del ex presidente.



PLAZA & JANES
Colección: Biografía.
ISBN: 9788401347238
331 Paginas. 

EL AUTOR: 


Eduardo Navarro Álvarez nació en Cádiz en 1929, en el seno de una familia de clase media de tradición militar. Perteneció a esa generación de la inmediata posguerra educada en los postulados de la Falange, de la que fue miembro destacado. Lector voraz, inteligente y culto, completó sus estudios de Derecho con las más altas calificaciones, y a pesar de que tuvo la oportunidad de desarrollar una brillante carrera académica en la universidad española, eligió un camino menos cómodo y más estimulante: la política.
Eduardo Navarro y Adolfo Suárez se conocieron en 1959, y desde aquel momento, se fraguó una intensa amistad entre ellos que duraría hasta el final de su vida. Cuando quince años después de aquel encuentro Suárez alcanzó la presidencia del Gobierno, Navarro, siempre leal, aceptó su papel en la sombra y trabajó con él, y para él, en los difíciles años de la Transición, llevando a cabo una eficaz tarea en el desmontaje de las estructuras del régimen franquista. Su labor fue esencial durante la etapa presidencial, pero Eduardo se mantuvo al lado de Suárez en todos los proyectos que emprendió, desde la creación de UCD, hasta el despacho de abogados en el que se refugió junto a sus más leales colaboradores tras su dimisión, pasando por la etapa del CDS y, por último, en la construcción de un discurso intelectual que diese sentido a la trayectoria política del ex presidente.

Antes de su fallecimiento en 2009, Eduardo entregó el texto que compone este libro a Jorge Trias Sagnier.
Jorge Trias Sagnier (Barcelona, 1948) es abogado. Ha defendido causas de gran trascendencia, y fue diputado en el Congreso en la VI Legislatura (1996-2000). Mantuvo una estrecha amistad con Eduardo Navarro. Desde su fallecimiento es el depositario de la mayor parte de sus manuscritos. Autor del prólogo que acompaña el texto, estos testimonios ven hoy la luz gracias a su paciente trabajo de conservación, ordenación y edición.