jueves, 8 de octubre de 2015

EL TALLER DE LOS LIBROS PROHIBIDOS, Eduardo Roca

“Otros como él copiaban ejemplares de libros peligrosos. Su difusión era cuestionable desde el punto de vista de la moral imperante, pero los mismos que imponían esa moral eran los mayores clientes. No había otra opción que la clandestinidad. Y nadie, absolutamente nadie, debía saber nada.”.

Colonia, albores del siglo XV. Aires de reforma y cambio azotan una Europa gobernada aún por las supercherías y las viejas creencias. La difusión del saber está en poder de unos pocos. Sin embargo, a un pequeño grupo de sabios y eruditos que se reúnen en la más absoluta clandestinidad les une una ambición común: la transmisión cultural entre el pueblo. ¿Cómo? A través de los libros. Pero antes habrán de salvar las reticencias de la Iglesia- que no desea que obras «peligrosas» como los Evangelios lleguen al vulgo- y la de los nobles- que no quieren perder sus privilegios-. Solo un hombre, un modesto orfebre llamado Lorenz, ayudado por su hija, será capaz de afrontar el desafío. Aunque el precio que podría pagar por semejante osadía es el más caro: su vida y la de todos aquellos que le rodean. Una intensa y épica novela en la que la ambición, la crueldad y la intolerancia lucharán contra el saber, la justicia y la verdad, y en la que nos sumergiremos y dejaremos llevar por la magia que envuelve a los libros.

-Una intensa y épica novela en la que la ambición, la crueldad y la intolerancia lucharan contra el saber, la injusticia y la verdad, y en la que nos sumergiremos y dejaremos llevar por la magia que envuelve a los libros-.

Ediciones Martínez Roca.
Publicado en 2011, ya descatalogado.
Obtenido para completar la bibliografía de este autor. 

EL AUTOR:
Eduardo Roca, fue el primer seudónimo utilizado por Màrius Mollà.

Màrius Mollà (Barcelona, 1966), ingeniero industrial y consultor de empresas, siempre ha estado atento a los giros que la Historia ha supuesto, supone y supondrá en el entorno que nos rodea. Cree fervientemente en la fuerza de una buena educación y en el interés de cualquier colectivo a la hora de dedicarle sus mayores esfuerzos y conseguir equipos de trabajo sobresalientes.
Hace años empecé a leer a Andrés Vidal y quede prendada de este hombre con cara de infinita paciencia. Luego supe que Andrés no era su nombre, tal y como él mismo me explico en una entrevista; si no, un seudónimo.
A través de las redes empezamos una amistad cordial y de piedra me quede el día que llegaron a mi casa: Bajo el sello Planeta EL SUEÑO DE LA CIUDAD y LA HERENCIA DE LA TIERRA, con una dedicatoria preciosa que incluida dibujos; pasado el tiempo público EL MAR DE LOS HOMBRES MUERTOS con la misma editorial, libro que leí en apenas 36 horas. Y no hace demasiado con su propio nombre, Màrius Mollà, publico EL MAESTRO, en esta ocasión con Ediciones B..

Sabía de su trayectoria literaria, y sabía que me faltaba el primero que escribió bajo el seudónimo de Eduardo Roca y editado por Ediciones MR..