domingo, 17 de enero de 2016

AZUL TORMENTA, LLUVIA AÑIL de A. V. San Martín (Reseña)

No soy de los que leen novela romántica, pero a veces rebusco entre los libros que van saliendo, sin mirar en qué categoría están descritos; y me llamó la atención este sonoro y rotundo título; AZUL TORMENTA LLUVIA AÑIL. Para empezar yo no lo encuadraría en novela romántica, porque lo tiene todo.
La novela es uno de los escritos de la nueva narrativa que con más deleite y fruición he leído.  Para empezar, su personaje femenino es uno de los más potentes que he podido disfrutar (a la altura de símbolos tales como Erin Brovkovich por nombrar alguno aunque no tenga nada que ver). 
Nuestra protagonista, Ana, es una especie de Ave Phenix que resurge de sus cenizas, a modo de regreso al pasado, en un viaje que le hará reencontrarse con su “yo” más puro, y en torno a viejas amistades, su familia y un renacido corazón que podrá borrar todos esos momentos, situaciones y personas que nunca debieron aparecer en su vida. 

La novela es uno de los escritos de la nueva narrativa que con más deleite y fruición he leído. Para empezar, su personaje femenino es uno de los más potentes que he podido disfrutar (a la altura de símbolos tales como Erin Brovkovich por nombrar alguno aunque no tenga nada que ver). Nuestra protagonista, Ana, es una especie de Ave Phenix que resurge de sus cenizas, a modo de regreso al pasado, en un viaje que le hará reencontrarse con su “yo” más puro, y en torno a viejas amistades, su familia y un renacido corazón que podrá borrar todos esos momentos, situaciones y personas que nunca debieron aparecer en su vida.

La historia está estupendamente construida, con buena dosis de humor, de ese humor sano y juvenil que se vive en los años de universidad. Y también tiene amor. Una historia de amor que aparece como un bálsamo que poco a poco le hará olvidarse de la relación destructiva, cruel y dolorosa que marcó su vida. ¿Y si se pudiera borrar el pasado o al menos reescribirlo? ¿Seriamos todos capaces de impedir que suceda lo que ya ha sucedido? ¿Tendríamos esa fuerza y determinación necesaria? Pero también tiene terror, ese terror intangible que recorre tu columna vertebral cuando eres consciente de que lo que estás leyendo en una novela, pasa diariamente en la vida de cientos de mujeres reales.
Ana es una chica destruida, agotada y completamente anulada por esa lacra que es la intolerancia y el maltrato machista. Una mujer, más bien, que no ha conocido más vida que la sufrida al lado de un arrogante maltratador, pero ese viaje inesperado, esa vuelta atrás, ese resurgir cual Ave Phenix, le irá poco a poco, y gracias a sus amigos, transformando en un personaje atrevido, fuerte, con personalidad. Un personaje que decide por sí mismo su destino.

Se advierte un trabajo inmenso en la novela, pues aporta datos estadísticos exhaustivos muy actuales, está bien escrito y tiene una trama muy bien desarrollada, con buenos giros argumentales, pero lo más atrayente han sido las reflexiones que la autora ha puesto en boca de la protagonista, tan profundas, tan desgarradoras a veces, tan crudas, que habría que ser muy insensible para no empatizar o sentirse inmediatamente identificado con ella, seas hombre o mujer.
En resumen, un libro muy recomendable, muy actual  y de fácil lectura, con unos personajes bien desarrollados a los que resulta fácil amarlos u odiarlos, y una protagonista que no sólo tiene la oportunidad de cambiar su pasado, sino de cambiarse a sí misma, de reencontrarse con su verdadero ser y de curar sus heridas.

Reseña aportada por Juanjo