miércoles, 18 de mayo de 2016

ESTIRPE, EL NACIMIENTO DE EVA. Sandra Barroso (Reseña)

El mundo de los vampiros, con sus normas, su estructura de poder, su pasado y presente, se mantiene vigilante y en guardia para no ser descubierto por los humanos. Su presencia silenciosa ha de mantenerse así para no provocar un enfrentamiento entre ambas formas de vida.
Sin embargo, el asesinato del Vampir Alexander, soberano y líder de toda la sociedad vampírica desencadena una lucha interna entre los aspirantes a ocupar su puesto, que sitúa a la Institución próxima a su desaparición.
Seguidores de una y otra facción enfrentada buscan la forma de aniquilar a sus enemigos, sin darse cuenta de lo peligroso de la situación, no solo por la muerte de sus hermanos sino también por la posibilidad de que su existencia se haga visible al resto de seres que habitan la tierra.
Mientras esto sucede, Eva regresa de su internado exclusivo para señoritas en Birminghan a Madrid, para luego dirigirse a la casa que su madre alquila todos los veranos en Guadalajara. Desesperada por volver a recluirse en aquel caserón, Eva se lamenta del exceso de celo se su progenitora, que preocupada por su seguridad no deja que se desplace sola a ningún lugar. Sus actividades para el mes de verano están pautas y controladas al milímetro, incluso sus clases extras, a pesar de sus buenas notas debe recibirlas, se las imparten profesores particulares en casa.
El mayor sueño de Eva consistía en modificar los horarios repetitivos y controlados a los que su madre la tenía sujeta. Deseaba vivir, sentir y disfrutar.

Aunque de haber sabido lo que le esperaba si sus sueños se cumplían, quizás hubiese recapacitado un poco más.
El detonante para que el mundo que conocía y en el que se sentía a salvo desapareciese fue su deseo de tener un coche propio. Próxima a cumplir los 18 años, Eva pide permiso a su madre para poder sacar el carnet de conducir, a lo que la mujer acepta. Gracias a ello, la muchacha logra salir del encierro cada tarde para acudir a la autoescuela.
Allí se encontrará con un heterogéneo grupo de adolescentes, a través de los cuales conocerá a Gabriel.
El sentimiento prohibido que nace entre ambos hará tambalear la Institución de los vampiros y el mundo perfecto, seguro y protector que con tanto esfuerzo había creado la madre de Eva, para protegerla de sus orígenes y de un futuro incierto.
El amor, el deseo y la búsqueda del poder se entremezclan para crear Estirpe, el nacimiento de Eva.

El hilo argumental comienza con la muerte del rey de los vampiros y el inicio de la investigación para descubrir al autor. En esta parte de la historia nos encontraremos con una sociedad organizada y estructurada en clases descrita en detalle por la autora. A la par, intercalando capítulos, se nos presenta la vida de Eva en el mundo de los humanos, hasta que la historia junta ambas realidades y las entremezcla.
El espacio temporal en el que se mueve la autora va desde el año 1945 hasta 1980, centrando la narración en el año 1975, cuando se produce el encuentro entre Eva y Gabriel. La autora aprovecha el recorrido por una franja amplia de tiempo para mostrar sucesos históricos reales, quizás a esto se refiere en la contraportada cuando habla de “mostrar a su hija la historia a través de los ojos de los personajes”.

Las páginas están repletas de sensaciones recurrentes en la mayoría de las grandes novelas, que combinadas de un modo u otro, hacen que nos identifiquemos con los sentimientos y actitudes de los protagonistas.
En esta ocasión el freno a esa pasión es que la chica es humana y el personaje masculino, no. En otras grandes obras la diferencia es de clase, o de familia o de religión.
Una novela atractiva para lectores jóvenes en la que se unen elementos de las historias fantásticas con amores imposibles, sueños de libertad en la adolescencia, y la necesidad de encontrar nuestro propio camino en una época de dudas, con situaciones y hechos reales.

Según cuenta la autora, Sandra Barroso en la contraportada del libro, antes de trabajar como profesora de inglés se dedicó a viajar por Europa con la intención de aprender lo pequeño que es a veces el mundo. La saga Estirpe, según sus palabras, está dedicada a su hija, para que viva años de historia a través de los ojos de unos personajes que se enamoran, enfadan y sorprenden, pero, sobre todo, entretienen y enseñan que da igual la situación: todos alguna vez hemos sentido miedo, deseo, amor, traición, dolor y esperanza. Porque todos somos humanos… menos en este libro.

EDICIONES ATLANTIS
Colección: Blood and Love y Terror.
ISBN: 9788494454288
446 Páginas.