viernes, 31 de mayo de 2013

PROFESORA HANÁ, de Reem Bassiouney


“A todas las mujeres de Oriente que empuñan la pluma para escribir su historia, sea cual sea la pluma. A ellas corresponde el honor de intentarlo. Y a todos los egipcios que aman y odian apasionadamente, y que comen pastelillos árabes”.

Haná, llegaba  al meridiano de su vida y con su virginidad a cuestas, un lastre que pesaba demasiado, porque a su edad la mujer egipcia ya había encaminado  ó resuelto su futuro. Un matrimonio convenido ó poco satisfactorio, ya que el hombre estaba enseñado desde siempre a tener esposa y  criada sumisa, debería de tener hijos que criar, pero no, Haná no poseía nada de eso, a pesar de que así fue educada al igual que sus hermanos y así lo mandaba la tradición desde muchos años atrás.
Para ella, siempre tuvieron prioridad sus estudios y su ansia de saber a llevo a estar considerada una reconocida profesora de gran prestigio en la Universidad del Cairo y así se gano su ascenso a directora. Su carácter era poco flexible y severo en debido cumplimento de las normas, la miel del éxito, portaba consigo otros condicionantes que ella no aceptaba e intentaría cambiar a modo de imposición.





Jáled,  era bastante más joven que ella y el candidato perfecto para tener un encuentro fugaz, sin explicaciones ni ataduras, pero que la libraría de su “virginidad”, aunque sus esporádicos encuentros  darían lugar a ese sentimiento tan desconocido para Haná, el amor.
No sabía cómo mostrar sus sentimientos, pero si tenía claro que no quería la misma vida de su hermana y la mayoría de las egipcias infelices que veía.
¿Conseguirá Haná sus propósitos? ¿Encontrara la felicidad?, ¿A qué precio?

  
Reem  Bassiouney, nos muestra una hermosa  y dura historia de amor, donde la diferencia social y  la aceptación de las familias es un pilar importante en la sociedad Egipcia, pero donde nuestra protagonista rema a contracorriente consigo misma y sus sentimientos.
Con una exquisita tranquilidad, su autora nos detalla una cultura desconocida, llena de normas, costumbres y creencias llevadas a límites extremos.
¡Simplemente, MARAVILLOSA!