lunes, 3 de junio de 2013

HIJA DE LA MANIGUA, Ysabel Sánchez Ballesteros


 Mi opinión:

Existía un barrio en pleno centro de Granada famoso por sus mancebías y casas de mala vida, donde la  moral pública miraba hacia otro lado, pero la higiene de sus calles y de algunas casas dejaban mucho que desear,  en el que numerosas casas de prostitución habían ofrecido servicios durante mucho tiempo a la población masculina granadina. Fue, por ejemplo, en una de esas casas donde tuvo lugar uno de los tiroteos contra algunos integrantes de la banda de maquis de los Quera, que relajaron la guardia en una de aquellas casas de lenocinio y era conocido como MANIGUA.




Nació con mala suerte y con ella aprendió a deambular, el camino emparedado de una vida que pocas cosas buenas le aportaría, donde la desgracia le harían sombra durante muchos años, ó quizás durante toda vida.
Entre miseria, hambruna y animales famientos, quedo sin padres, quedando bajo el amparo de un tío que más que cariño, le sembró asco y aborrecimiento,
Deshonrada antes de ser mujer y advertida de cual sería se futuro, aprovecha la ocasión en plena pelea de una feria para huir y salir de aquella pesadilla, mezclándose con una familia gitana que tampoco le da más que lo justo para sobrevivir, hasta dejarla en Granada bajo el mandil la regenta de otra casa de vida alegre.
HIJA DE LA MANIGUA, es un relato desgarrador de una vida  preñada de necesidades, donde SOLEDAD, alias “las limones”, intentaba sobrevivir a la mala situación y teniendo como única carrera el oficio más viejo del mundo, fue una anécdota lo que le puso el apodo como quien lleva un tatuaje. Sin un hombre estable a tu lado pario a LORENZA e  intento sembrar en su hija todo el cariño y amor que a ella le falto. 
Será LORENZA quien realmente nos plasma, las penurias de una vida  mal vivida, quien nos descubra los bajos y humillantes fondos de una ciudad hermosa, que por aquel entonces sufrió todas las desgracias encadenadas. Fueron años difíciles, sobre todo para los que menos tenían, donde comer a diario era difícil, donde tener una cama limpia era milagro y donde la casa de la Jenara aprovechada y explotada hasta límites insospechados.
Con el tiempo iba creciendo la niña, entre hombres extraños, con las coplas y cotilleos del Toñico  fue conociendo los mitos y la historia que escondía la cuidad bajo sus cimientos.
Lloro la muerte de SOLEDAD, a la que pocas veces llamaba “mama” y sabia que solo saliendo de la Manigua tendría mejor futuro que el pasado ya vivido.
Pasaran los años y llevara impregnada en la piel, el dolor de un amor finado y las secuelas de una raíz podrida.




Ysabel Sánchez Ballesteros, ofrece una pieza de gran valor histórico, sus textos precisos y detallados nos desvela la Séptima maravilla del mundo.  Con infinidad de personajes nos muestra una vida cruda entre dos siglos. Los escasos diálogos, hacen que la lectura sea por momentos un tanto lentos y monótonos, pero sin perder un ápice de interés. ¡ Toda una joya !

¡¡ Fue un placer leerla!!   Gracias