jueves, 11 de septiembre de 2014

LA PIEL DEL PECADO, de Francis Molehorn

Ángela Bennett es una mujer de 37 años emancipada, bella, madre soltera, brillante profesional y rodeada de admiración, a lo que ha llegado después de haber llevado una existencia llena de sacrificios y locuras. Su vida lo tiene todo para ser ideal, hasta que su pensamiento crítico hacia las religiones la pone en el punto de mira de grupos fundamentalistas dentro de la Universidad Católica San Justo, donde imparte clases de Psicología y donde más de una vez ha tenido choques teóricos con alumnos que prefieren el creacionismo a la evolución. 


Una situación casi accidental la lleva inesperadamente a los brazos de su hijo Darren, quizás el único verdadero amigo que ha tenido en su complicada vida. Sin sospechar nada y sólo por su resentimiento hacia Ángela, sus enemigos comienzan a construir una campaña para difamarla y destruir su reputación sin saber cuán cerca podrían estar de la verdad. 


Advertencia: Esta es una novela que describe explícitamente situaciones sexuales. No recomendada para menores de 18 años.




LA AUTORA: 
Nacer en la frontera entre Los Ángeles y Madrid será cartográficamente hablando un despropósito pero psicológicamente es perfectamente sostenible. Puede ser un gran inconveniente o una gran bendición. Los golpes culturales son frecuentes, no encuentras tu raíz auténtica a través de la racionalidad sino solamente a través de tu instinto, sueles tener sólo amigos o enemigos, sin nada entre medio, y puedes gozar de la riqueza y la miseria de dos mundos. Afortunadamente hay algo que me quedó claro desde un principio y fue mi idioma. Yo escribo en español y si escribiera en inglés serían traducciones, a pesar de que he vivido buena parte de mi vida en el mundo anglosajón. Mi historia personal no es interesante y no tengo intención de hacerla pública. Pido perdón por ello. Me gusta que me lean pero mi contacto con extraños prefiero que se circunscriba a la ficción, que es lo mejor que les puedo ofrecer. Si me aceptan, que sea por mis libros y no por mis características personales que ésas sí que son poco interesantes. Por cierto, muchas gracias por vuestro interés.
Por decisión de la autora, poco o nada se sabe de su biografía personal, así pues éste blog, respeta tal decisión y pública lo que consta en la red.