sábado, 6 de septiembre de 2014

LA VENGANZA DEL DIEZ DE JULIO, de P. M. Bassols (RESEÑA)

En apenas unos días, se cumpliría el primer año de la tragedia, una desgracia de la que nadie se sentía infractor; sólo sabían que un buen día la familia al completo desapareció sin dejar rastro y abandonando entre aquellas paredes todas sus pertenencias y enseres personales. 

Tal era el misterio, que únicamente lo más intrépidos eran capaces de cruzar la puerta grande con la única intención de comprobar que todo seguía igual que ayer  o la noche anterior en la que se habían escuchado chillidos  y porrazos como tantas otras noches; durante las horas solares la casa parecía descansar, dentro sólo se respiraba el olor a cerrado, podredumbre o abandono.


Misteriosamente comenzaron a aparecer mensajes amenazadores contra quien les había arrebatado lo que les pertenecía y asegurando represalias contra todos, sí el autor no reconocía su agresión. Uno de estos mensajes era de lo más maligno y les dejaba clara una orden: “Entre los muñecos allí depositados uno de ellos cobraría vida y sería su descendiente, deberían de custodiarlo o de lo contrario pagarían con sus propias vidas”; hasta entonces el desasosiego ya flotaba en el ambiente como la niebla espesa.

Desde aquel día todos los habitantes cambiarían sus costumbres, desayunaban juntos en la plaza del pueblo, irían en grupo o en parejas y sabiendo que entre ellos estaba el culpable, se miraban con recelo y desconfianza, todos se hacían las mismas preguntas, ¿Pero quién y por qué? y ¿Qué había pasado con esa familia?
La amenaza se cumplió y  el juguete cobro vida, entonces tuvieron decidir quién se haría cargo del bebe, pero ¿Quién en su sano juicio se haría cargo de un bebe endemoniado?, su sola presencia daba repelús, su apariencia era la de cualquier recién nacido, pero aquel pequeño vengador pronto les demostró algunos de sus poderes, lo que aumento el pánico y por unánime decisión decidieron sacarlo del pueblo. Le toco a Brian por ser joven y carecer de cargas familiares, era soltero y su padre falleció años atrás, aunque la reacción de su madre no puedo ser más nefasta  y pago con su vida aquel arranque de rabia e impotencia, muriendo en presencia de todos, y como muestra de lo que les esperaba si incumplían lo ordenado.
Brian,  no tuvo más opción que abandonar el pueblo con el niño en brazos y alejarse del pueblo cuando más lejos mejor, sería un viaje solo de ida, ahora estaba solo en el mundo y con una criatura que detestaba al máximo.  Llevaba muchas horas caminando bajo la lluvia, cavilando ¿Qué hacer?, ¿Qué decisión tomar?,  a fin de cuentas ya todo le daba igual. Con suma entereza y valentía,  zanjó aquella cuestión y firmemente acato lo que a su juicio sería el final de aquel mal nacido.

Cuando los aldeanos se consideraban en paz por el pacto por cumplido, comenzaron a aparecer las máximas autoridades muertas de manera brutal, el terror volvió al pueblo; el pequeño y Brian no estaban, así que por decisión totalitaria acordaron entrar una vez más en la casa y tomar prestado todo aquello que pudiera aportar alguna pista, “solo recobrarían la paz si resolvían aquel terrorífico capitulo”. ¿Lograrán resolverlo?, de ello dependía la vida de todos. ¿Confesaría el autor o autores, que sucedió realmente?

¿Habría llegado lo suficientemente lejos Brian con el niño?, nada se sabía de ellos… Ese sería el principio del fin...

LA VENGANZA DEL DIEZ DE JULIO, es un espeluznante relato de máxima tensión que nos mantendrá en alerta desde su principio, con una trama bien estructurada y gran variedad de personajes vivos y muertos que reaparecen clamando justicia.
Con un lenguaje  y diálogos sencillos, nos detalla escenas verdaderamente sangrantes, que nos pondrán los bellos como escarpias.  Lectura perfecta para los amantes de este género.
P. M. Bassols.  Ha conseguido captar toda mi curiosidad. Brillante novela en su totalidad  y desde luego no apta para cardíacos. En el avance de la leyenda he sentido el sudor frio que transmite el miedo, el pavor en muchas escenas y la angustia de lo inesperado. Esta mujer tiene un estilo muy bien marcado y de seguir así sus éxitos vendrán rodados.


¡ENHORABUENA BASSOLS!