viernes, 17 de julio de 2015

LA HIJA DEL SEPULTURERO, Ana Rosenrot

Soledad siempre ha sido retraída, solitaria y extraña. Desde que nació tuvo que soportar los desprecios y las crueles burlas de los niños por ser la hija del sepulturero, pero ella tiene un secreto: sabe siempre quién será el siguiente en morir en el pueblo.
Entre los bosques, montañas y brumas se ocultan los secretos y mentiras de Santa Mariña d’Osbes, un pequeño pueblo del interior de Galicia de principios del siglo XX. Sus habitantes viven aislados en su propio mundo, aferrados a creencias ancestrales y conviviendo con las leyendas y costumbres que rigen sus vidas, preocupados por mantener las apariencias en un lugar donde todos tienen algo que ocultar.
Rodeada por una familia encerrada en sus propias miserias, Soledad se refugia en el cementerio donde se encuentra más acompañada. Allí conoce los secretos que los vivos se han llevado a la tumba y contempla sus espíritus que pasean de noche por el cementerio. Su vida cambia cuando inicia una tormentosa relación con el hijo del cacique local que saca a flote los conflictos internos de ambos jóvenes.
Soledad vive en entre el mundo de los vivos y el de los muertos confundiéndose entre ambos hasta que llegará un momento en que ni ella misma sabrá a cual pertenece.
Editorial CIMS
ISBN: 978-84-8411-051-4
MATERIA: Narrativa fantástica/ terror
Páginas: 360
Web de la autora

LA AUTORA:
Ana Rosenrot. Madrid 1971. Licenciada en Psicología por la UCM. “La hija del sepulturero” es una de sus primeras novelas, escrita en 1989 fue presentada y adaptada para el premio J&B de Novela corta (Joven y Brillante 1993) y repasada años después para su posterior publicación.
Novela de carácter intimista que recrea la Galicia más profunda de principios del siglo XX con sus arraigadas costumbres y leyendas. Sus paisajes, gentes y característica climatología aportan misterio e intriga a una historia cargada de sentimientos y sensibilidad.
“La hija del sepulturero” combina en un solo formato la novela de misterio con los cuentos y leyendas del más puro estilo becqueriano en el que la muerte tiene la misma importancia que el amor y la vida.
Un delicioso cuento con toques tétricos unido al romanticismo más delicado.